null: nullpx

El día que se hizo realidad la dinastía de los Warriors: así nacieron los llamados 'Hamptons Five'

Tras caer en las finales de la Conferencia Este de la NBA en 2016 haciendo parte de los Oklahoma City Thunder, Kevin Durant decidió unirse a Golden State y formar un grupo que desde entonces reina en la liga.
9 Jun 2018 – 11:32 PM EDT

Si no puedes con tu enemigo únete a él. Aún ahora muchos critican la decisión de Kevin Durant quien, tras perder de manera dolorosa por 4-3 en las finales de la Conferencia Este de la NBA en 2016, decidió unirse a su verdugo en aquella ocasión, los Golden State Warriors. Pero desde entonces nadie ha podido con ellos.

Y es que ‘KD’ se unió a un equipo que había logrado el título en 2015 y que un año después ganó 73 partidos y solo perdió nueve (la mejor marca de la temporada regular en la historia de la NBA), aunque también fue el primero en dejarse remontar un 3-1 en la lucha por el anillo, debido, entre otras, a que Stephen Curry estaba entre algodones, a que Andre Iguodala sufría fuertes dolores en la espalada y, para completar, que Draymond Green se perdió el quinto partido por lanzar una patada a un LeBron James que, junto a Kyrie Irving, se aprovecharon de eso para lograr una remontada heroica.

Un jugador dolido y un equipo que no quería volver a perder en las Finales se terminaron uniendo ¿Pero cómo se produjo esto? Durant alquiló durante 10 días y por 100.000 dólares una mansión cerca a la playa, con cinco dormitorios, de casi 70 metros cuadrados y un salón donde realizó las reuniones que decidieron su futuro.

Por allí pasaron seis franquicias para tratar de convencer a Durant. Los Celtics llevaron a Tom Brady, los Heat a Pat Riley y en general todos llevaron los mejor de su repertorio para querase con los servicios de ‘Durantula. Sin embargo, los Warriors llegaron con Stephen Curry, Klay Thompson, Draymond Green y Andre Iguodala para decirle que, junto a él, querían formar uno de los mejores equipos de la historia.


Durant habló con ellos y le contaron acerca de la primera versión de los Warriors de Steve Kerr del llamado quinteto de la muerte (Death Lineup), la cual formaron en principio junto al alero Harrison Barnes. Esa era una unidad que el técnico usaba algunos en momentos de los partidos que cambiaba constantemente en defensa con gran presión y que amenazaba de tiro desde cualquier posición con cinco jugadores que, además, podían driblar, pasar y crear juego.

Finalmente, Harrison Barnes, se fue a Dallas, mientras Durant no pudo resistirse a la tentadora oferta de los Warriors. Pero ese nuevo quinteto que necesitaba un nombre. Y que mejor que los Hamptons Five, los cinco de los Hamptons, un recuerdo de aquella cumbre en la que se forjó el equipo y al grupo de Whatsapp que tienen solo para ellos cinco con ese mismo nombre.

En la última temporada regular, los Hamptons 5 sumaron en sus minutos en pista un rating ofensivo de 124,7, que sería récord histórico de un equipo completo. En playoffs, por diversas lesiones, han coincidido poco, pero cuando lo han hecho han simplemente destrozado a sus rivales. Muchos aún critican a Durant por ‘arruinar’ la NBA con su decisión de irse a Golden State, pero, por el contrario, hay también los que piensan que se está viendo al equipo más difícil de detener en la historia liga. Sin duda, un deleite para los amantes del buen baloncesto.


RELACIONADOS:NBA

Más contenido de tu interés