null: nullpx
Mundial Rusia 2018

¡Canta y llora mexicano! México fue ante Alemania lo que siempre quiso ser | Editorial

Juan Carlos Osorio demostró exactamente lo que viene preparando desde que asumió el cargo de entrenador en la selección mexicana.
17 Jun 2018 – 12:51 PM EDT

DIEGO A. PINZÓN | ENVIADO ESPECIAL

MOSCÚ, Rusia - Ya ha muerto en su ley, y varias veces. Pero, hoy Juan Carlos Osorio, revivió jugando a lo suyo.

Tuvieron que pasar casi cincuenta partidos (49 siendo más específicos) para que México jugara tal como quería Osorio. Sí, también se tuvo que pasar por un 7-0 -un "accidente del fútbol"- e incluso por una singular derrota en semifinales de Copa Confederaciones que terminó por crucificar al entrenador colombiano.

Pero, siempre hay mañana y los clavos que lo amarraban a esa cruz, comienzan a disiparse. Eso sí, es momento de cautela (aunque mínima), porque la ilusión seguramente incrementará en una afición ávida de alimentarse de resultados, y como se dice popularmente "no hay que ponerle crema a sus tacos".


La victoria ante Alemania plasmó en el campo de juego cada uno de los trazos azul y rojo que tiene Osorio en su libreta, y en los pies de Héctor Herrera e Hirving Lozano encontró una certeza única de una selección que vino a Rusia a buscar el quinto partido, o más.

Por fin en uno de los partidos cruciales de este ciclo, México tuvo un planteamiento óptimo desde el arranque. La ubicación de Carlos Vela por detrás de Javier Hernández permitía ilusionarse con un pivote que recibiera y distribuyera balones. A su vez, daba pie a que un delantero centro ampliara la cancha y obligara a los defensores rivales a dejar espacios para jugadores como el 'Chucky' y Miguel Layún.

El gol de Lozano fue muestra de ello. Una jugada en la cual Herrera recupera la pelota y la filtra para que 'Chicharito' se conecte con Andrés Guarado y tras la pared, Hernández se la dejó al 'Chucky' para que el delantero del PSV hiciera su magia.

Un recorte y un remate justo en donde Manuel Neuer jamás iba a llegar, quizás producto de su casi un año sin actividad previo a la concentración de este Mundial. Un gol que significa una revancha de México sobre Alemania, que les da su primera derrota en un Mundial a los teutones desde las semifinales de Sudáfrica 2010 y que catapulta a Lozano a la Premier League.


Cuando Alemania comenzó a tocar la pelota en el centro del campo al inicio de la segunda mitad, Osorio entendió que necesitaba reforzar la contención y le dio ingreso a Édson Álvarez, quien reemplazó a Vela. El cambio de Raúl Jiménez por Lozano y el de Rafael Márquez por Andrés Guardado, le permitió a México volver a ordenar sus líneas y a pesar que aguantó los últimos 20 minutos, el contragolpe terminó siendo su arma letal.

Muchos dirán que hay que mantener la calma y no dejarse llevar por la euforia de la victoria. Y sí, así es. Hay que mantener la calma porque al final del día, es apenas el primer partido del Mundial. Pero también hay que entonar al unísono el 'Cielito Lindo' desde Moscú hasta Ciudad de México, donde el gol del 'Chuky' hizo que temblara la tierra.

Sí, hay que mantener la calma, pero ¡también se vale ilusionarse y ponerse la playera con orgullo!

Hoy México le ha ganado al campeón mundial y lo han hecho jugando mucho mejor. Todo México debe salir hoy a celebrar.

Llenen el Ángel, rodeen la Minerva, salgan a las calles de Los Ángeles, de Houston, de Chicago o en Arizona. Hagan que Moscú sea hoy la capital de México. Aprovechen que es domingo, porque como diría jocosamente un amigo "en el día del Señor, se castiga".

Memelogía | Las mejores burlas del Tri y su sorpresa al campeón del mundo

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Mundial Rusia 2018MéxicoAlemania

Más contenido de tu interés