null: nullpx
Boston Red Sox

Fallece Bill Buckner: la leyenda de los Red Sox que extendió la 'maldición del Bambino'

Bill Buckner, un pelotero que brilló en los años 80, pero que es recordado por un error en una Serie Mundial con Boston, falleció a los 69 años a causa de demencia.
27 May 2019 – 3:52 PM EDT

BOSTON.- Bill Buckner fue un pelotero de más de 2 mil 700 imparables en más de 20 años en las Grandes Ligas, fue retirado entre aplausos por la afición, pero que es más recordado por un error en una Serie Mundial.

Buckner falleció este lunes a los 69 años de edad tras batallar con los estragos de la demencia.

Debutó en 1969 con los Dodgers de Los Angeles, con los que jugó hasta 1976 para después pasar a los Chicago Cubs, entre 1977 y 1984, pero su paso por los Boston Red Sox fue el que terminó como el más recordado.

Y es que más allá de su poder al bat y la seguridad defensiva en la primera base, un error suyo le pudo costar una Serie Mundial a los Red Sox.

Boston llegó con ventaja de 3-2 sobre los New York Mets al Juego 6 en el ya desaparecido Shea Stadium. En la parte baja de la décima, ganaban el partido 5-3 y solo necesitaban preservar la ventaja.

Con dos outs, los Mets empataron gracias a un wild pitch con las bases llenas y posteriormente, Mookie Wilson conectó una rola a primera base que parecía de rutina, pero que se le escapó a Buckner entre las piernas y permitió la victoria de los Mets.

Boston perdió 8-5 el Juego 7 y tuvo que esperar otros 18 años, hasta 2004, para ganar su primera Serie Mundial desde 1918, una época a la que le llamaron la "maldición del Bambino", pues coincide con la transferencia de 'Babe' Ruth a los Yankees, por la cual dijo que los Red Sox no volverían a ser campeones.

Buckner llegó al Juego de las Estrellas de 1981 y fue campeón de bateo en 1980. Tras salir de Boston en 1987, jugó para los Angels y los Royals y regresó a Fenway Park en 1990, donde fue recibido con una ovación de pie en el juego inaugural. Se retiró el 5 de junio de ese año.

Pero la relación de Buckner y Boston llegó a ser complicada. Una porción de la afición y los medios lo culpó de extender la sequía sin títulos y tras establecerse en Massachussetts, se mudó a Idaho para alejarse de la vida pública.

Boston por fin ganó una Serie Mundial en 2004 y lo volvió a hacer en 2007. Para el juego inaugural de 2008, cuando se develó el banderín de campeones, Buckner fue invitado a lanzar la primera bola en medio de una ovación de dos minutos que enterró todo rencor posible del pasado.

RELACIONADOS:Boston Red Sox

Más contenido de tu interés