null: nullpx
Más Deportes

¿Feliz lejos del rugby? Folau no se arrepiente de sus declaraciones homofóbicas

Fue expulsado de la selección australiana tras publicar en redes sociales que "el infierno espera" a los homosexuales y otros pecadores.
14 Abr 2019 – 04:19 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Israel Folau. Crédito: Mark Kolbe/Getty Images

El que fuera estrella de los Wallabies, Israel Folau, no mostró arrepentimiento por los comentarios homófobos que le costaron la expulsión de la selección australiana y este domingo se dijo feliz lejos del rugby, ya que su prioridad es la fe en Dios.

Ferviente cristiano evangelista, el jugador de 30 años y 73 veces internacional, provocó una gran polémica hace unos días al publicar un mensaje en Instagram en el que decía que "el Infierno espera" a los homosexuales y otros pecadores.

Una actitud que llevó a la Federación Australia a anunciar el pasado jueves la intención de rescindir el su contrato, un duro golpe para los planes de los Wallabies de cara a la próxima Copa del Mundo de Japón 2019.

Tras una reunión con la Federación, Folau debe presentarse próximamente ante una comisión que podría decidir su expulsión.

"Obviamente es una decisión que está ahora en proceso, pero creo que Dios tiene el control de todo", declaró Folau al Sydney Morning Herald, en sus primeras palabras desde que saltó el escándalo.

"Cualquiera que sea su voluntad, ya sea para seguir jugando o no, estoy más que feliz de hacer lo que Él quiere que haga", añadió Folau, quien recientemente batió el récord de tries en la historia del Super Rugby.

El jugador tiene un largo historial de posiciones radicales en temas tan sensibles y se opuso a la legalización del matrimonio homosexual en su país, adoptada a finales de 2017 por el parlamento.

Folau reincidió más tarde subiendo un video en el que un evangelista estadounidense mostraba su oposición al matrimonio entre personas del mismo sexo, hablando de "perversiones sexuales indescriptibles".

La semana pasada volvió a las andadas con otro mensaje en Instagram: "Borrachos, homosexuales, adúlteros, mentirosos, fornicadores, ladrones, ateos, idólatras; el infierno les espera ¡Arrepiéntanse! Solo Jesús puede salvarles", escribió.

Preguntado por el diario si la polémica le había hecho reconsiderar su posición, Folau respondió: "No, en absoluto. Me mantengo en lo que dice la Biblia. Lo comparto con amor. Puedo mirar el otro lado de la moneda y ver las reacciones de la gente que son totalmente opuestas a como lo veo yo".

La Biblia dice que "a Dios no le gustan los pecadores", justificó. "No puedo cambiar la palabra de Dios".

Con la Liga de Rugby de su país también en su contra, la carrera deportiva de Folau podría estar en peligro, pero al jugador no le pareció preocupar.

"Primero y por encima de todo, ahora vivo para Dios. Cualquier cosa que Él quiera que me ocurra, creeré que sus planes para mí serán mejores que cualquier cosa que pueda pensar".

El internacional inglés Billy Vunipola, de origen fiyiano como Folau, también está en el ojo del huracán después de haber apoyado los comentarios del australiano y la Federación Inglesa le convocará próximamente.

Reacciona
Comparte
Publicidad