null: nullpx
Tottenham Hotspur

Tottenham: el barrio de Londres que quiere conquistar Europa desde abajo

Un barrio pobre con un estadio espectacular, su máxima rivalidad desde dos canchas y el vecino convertido en redentor de un club que en casi 137 años no había llegado tan lejos.
30 May 2019 – 1:01 AM EDT

¿Cómo puede llegar alguien de la clase trabajadora al trono continental?

Preguntémosle al Tottenham.

El origen humilde de uno de los barrios menos afortunados de Londres contrasta con los cinco tronos continentales de su rival de este sábado, el Liverpool. Dos Ligas contra 18 Ligas y una sequía sin títulos domésticos del doble de tamaño (29 años de los Reds por 58 de los Spurs). Si la historia se manifestara en la cancha, los de Jürgen Klopp ganarían de manera contundente.

Pero en el ADN del Tottenham hay mucho trabajo e inteligencia. Mucha resistencia. Y un redentor que llegó desde el barrio vecino.

Tal vez coincidencia, o tal vez no: mientras los grandes clubes europeos soltaron la cartera en el verano pasado para reforzarse, la inversión de los Spurs fue de cero. Su primera Final de la Champions League llega como un premio al trabajo y a la continuidad de un proyecto sólido.

El barrio bravo de Londres

Por la calle de Northumberland Park se observan principalmente personas muy altas, de raza negra, inmigrantes caribeños en su mayoría que en el invierno añoran el calor y, el resto del año, los rayos del sol que pocas veces se asoma en Londres.

Al alzar la mirada hacia el sur, casi en la esquina con High Road, se eleva un estadio majestuoso sobre el recuerdo de uno más modesto: el flamante Tottenham Spurs Stadium está construido sobre el lugar donde estaba White Hart Lane y encierra el orgullo de un área tan trabajadora como combativa de la ciudad que representa sueños y enigmas para la humanidad desde la era medieval.

El Tottenham representa a ese barrio que fue epicentro de los disturbios de agosto de 2011 a causa de la muerte Mark Duggan, un hombre de raza negra de 29 años, presunto delincuente, que falleció por disparos de la Policía Metropolitana de Londres en un tiroteo afuera de la estación de tren Tottenham Hale. El día 6, Tottenham ardió y los disturbios no solo se expandieron al resto de la ciudad, sino a otras localidades como Birmingham, Manchester, Bristol, Nottingham y Wolverhampton.

La revista Time dijo que Londres no había estado bajo tanto fuego desde la Segunda Guerra Mundial. Los disturbios no terminaron sino hasta el 11 de agosto.


Harry, el vecino

Harry Kane es originario de Walthamstow, un barrio al que solo separa un puente de Tottenham. En él se encuentra el Peter May Sports Centre, casa del Ridgeway Rovers, un club juvenil que tiene como blasones ser la cuna del campeón de goleo de Rusia 2018 y de David Beckham.

Tras iniciar en su barrio, el pequeño Harry se movió a campos que estaban más al sur, pero a los nueve años de edad, fue descartado por la Academia del Arsenal por sobrepeso. Volvió al Ridgeway Rodgers. Dos años más tarde, se probó con el Watford. Poco después, un partido contra el Tottenham, los Spurs se fijaron en él y lo invitaron a jugar con ellos.

A los 16, fue promovido al primer equipo e inició un peregrinaje que lo llevó al Leyton Orient de la League One -la tercera categoría del fútbol inglés- y al Millwall de la Championship -segunda categoría-. Una brevísima vuelta al Tottenham le hizo debutar en la Premier el 18 de agosto de 2012, pero 13 días después fue nuevamente cedido, pero al Norwich City, con el que estuvo un semestre y después fue al Leicester City.

Hasta el 7 de abril de 2014 pudo ser, por primera vez, titular para los Spurs, sus vecinos, los que están a un puente de distancia de su barrio. Para la temporada siguiente llegó Mauricio Pochettino al banquillo y entrenador y atacante han crecido juntos hasta ser ya referentes mundiales.


Un nuevo capítulo de su máxima rivalidad

No, el archirrival del Tottenham no es el Liverpool, sino el Arsenal. Y aunque en canchas diferentes, los Spurs tendrán una batalla indirecta, con mucho honor en juego, ante los Gunners.

Mientras más se aleja uno del centro de la ciudad, más cruda y real es Londres. El Emirates Stadium, del Arsenal, ya está en la zona norte, pero Tottenham es el norte del norte, a 3.85 millas en línea recta un estadio del otro.

El Derbi del norte de Londres es un duelo regional de trabajadores contra "invasores". Mientras los Spurs estuvieron totalmente instalados en su zona actual desde finales del siglo XIX, en lo que entonces era Middlesex, a las afueras de Londres, los Gunners se mudaron desde el sur en 1913 a donde se encontraba el antiguo estadio de Highbury.


Pero más allá de que no haya caído muy en gracia la llegada del Arsenal a sus dominios, lo que detonó la rivalidad fue una votación en 1919, después de la Primera Guerra Mundial, para definir qué equipos se quedaron en la First Division que le ganó el Arsenal al Tottenham y lo relegó de categoría.

Al día de hoy, el Arsenal le ha ganado 82 veces al Tottenham, por 64 victorias de los Spurs y 52 empates. Pero ninguno ha sido campeón de Europa. Arsenal ya tuvo su chance, mientras que Tottenham tendrá la suya.

La derrota del conjunto de Unai Emery en la Final de la Europa League es una oportunidad inmejorable para pegarle en el orgullo a su odiado rival. Mientras ellos regresan a casa con las manos vacías, Pochettino y sus chicos pueden llevar el trofeo más preciado del mundo a nivel de clubes a sus vitrinas.

RELACIONADOS:Tottenham Hotspur

Más contenido de tu interés