null: nullpx

Benfica remonta y vence a la Juventus; Sevilla no puede ante Copenhague y sigue sin ganar

Las Águilas marchan con paso perfecto en el Grupo H, mientras que el cuadro español se hunde en el Grupo G de la Champions.
Publicado 14 Sep 2022 – 05:36 PM EDT | Actualizado 14 Sep 2022 – 05:50 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

El Benfica se impuso este miércoles a domicilio (1-2) a un Juventus que se adelantó en el marcador pero que, tras un inicio perfecto, volvió a ser el equipo plano que acostumbra últimamente y se mantiene inmerso en una crisis de juego y resultados que le complican, por el momento, la clasificación a Octavos de Final en la Champions League.

El inicio del encuentro fue un espejismo, casi más propio de una obra de ilusionismo que de un partido de Champions. La Juve fue muy superior. De hecho, fue un asedio, un acoso sobre el campo del Benfica, que no compareció en los primeros diez minutos.

Los blanquinegros sacaron su mejor versión, peligrosos en ataque, con criterio en un centro del campo dominado por Paredes e infundiendo respeto. La mezcla fue explosiva, confianza que se convirtió en gol antes del minuto cinco.

Y no fue Vlahovic, sino que volvió a aparecer el que se está convirtiendo en el clavo ardiendo al que se agarra Massimiliano Allegri, personificado en el recién llegado Milik, que con un testarazo a centro lateral de Paredes puso el esférico pegado a un palo y, por un momento, hizo soñar a los 'tifosi' de la Vecchia Signora con un cambio de dinámica. Por un momento les hizo creer que el equipo había vuelto.

Tuvo dos ocasiones más para ampliar la ventaja. Kostic y Cuadrado tuvieron peso siendo carrileros con profundidad y Danilo volvió a sacar su mejor versión de central. No duró mucho el gran momento.

Despertó el Benfica de la mano de Joao Mario, Florentino y Neres. Reaccionaron después del tanto encajado y fueron domando el partido, inclinando poco a poco la balanza hacia su lado. Al final del primer acto el dominio era total del equipo luso, pero no habían conseguido superar a Bremer, Bonucci y Danilo, el último reducto de esos primeros diez minutos.

Hasta que un error de Miretti en forma de torpe penalti abrió el camino del Benfica y selló el destino juventino. Joao Mario no falló desde los once pasos y empató la contienda.

El segundo acto se desarrolló con la inercia de dominio con la que finalizó el primero. El Benfica llevó el ritmo, la Juve volvió a estar perdida, con Vlahovic de nuevo sin presencia y sin acierto, sin un plan claro de ataque, previsible. Todo ante un Benfica perfectamente ordenado, que empezó a coger ritmo en ataque y fue generando ocasiones cada vez más claras con más facilidad.

Hasta que llegó el gol de la remontada. Esta vez a cargo de Neres, que recogió en el área el rechace de un gran Perin, que mantuvo con sus paradas el marcador inamovible, y disparó cruzado, desde el perfil diestro y con la zurda, pegado al palo derecho de la meta.

Entró Di María, recién recuperado de la lesión, para intentar salvar el partido en busca de un empate que les mantuviera cerca de los puestos de clasificación. Se recuperó el conjunto turinés, pero siempre a costa de las individualidades, y aún así casi se encuentra un empate en un centro de Kean que se envenenó y que repelió un palo.

Empató la Juve. Pase de Di María y remate de Vlahovic. Lo celebró Allegri desde el banquillo, en el punto de mira. Pero el asistente levantó la bandera y anuló correctamente el tanto por fuera de juego de Di María. La tuvo también clarísima Bremer en el minuto 87, con el conjunto transalpino volcado en ataque, aunque en el mano a mano remató muy alto.

Mantuvo el resultado el Benfica, que supo gestionar el gol encajado en el inicio, domar el partido y materializar las ocasiones que tuvo para colocarse con seis puntos líder, junto al PSG, de grupo. Juventus, que recibió la pitada de su afición al término del choque, continúa con su crisis de juego y resultados tanto en Serie A como en Champions y suma dos derrotas en dos jornadas, colocándose tercera de grupo junto al Maccabi Haifa israelí, al que está obligado a ganar en al tercera jornada.

Cargando Video...
Resumen | Sevilla sale ileso y vivo en visita al Copenhague

SEVILLA NO PUDO ANTE EL COPENHAGUE Y SE HUNDE EN EL GRUPO G

El Sevilla sacó un gris empate (0-0) en Copenhague en un partido flojo, que complica su futuro en la Champions League y no resuelve las dudas de un equipo que había sumado su primera victoria de la temporada el pasado fin de semana contra el Espanyol pero no supo ganar a un rival voluntarioso.

Tras una primera media hora prometedora, con un par de buenas ocasiones, el Sevilla se fue cayendo y protagonizó una segunda parte mala, sin ninguna oportunidad clara, que vuelve a llenar de dudas a un equipo que no acaba de arrancar, con muchos jugadores lejos de su mejor estado y un técnico cuestionado.

Lopetegui presentó un once con varias novedades, empezando por la portería ( Dmitrovic), mantuvo a los jóvenes Salas y Carmona en el equipo, metió mucho músculo en el medio y optó por jugar sin un punta claro, con un En-Nesyri que partía de la banda izquierda e Isco moviéndose por todas partes.

El Sevilla se hizo pronto con la pelota y empezó a llegar con peligro, sobre todo por la banda derecha, con Lamela y Carmona. El joven canterano combinó bien con Rakitic, que dentro del área disparó alto por poco.

Lamela, en un gran pase en profundidad en una contra, dejó solo a En-Nesyri, pero, algo escorado, no pudo superar a Ryan en su salida.

Había pasado casi media hora y apenas se tenían noticias del equipo local, en medio de una crisis de resultados como el Sevilla y muy lastrado sin su referente arriba, el delantero internacional danés Andreas Cornelius, cuya altura y corpulencia es siempre un recurso para escapar a la presión rival.

Sin un punta de referencia, le costó mucho al Copenhague, que se empezó a animar en el tramo final, en el que superó por momentos al Sevilla. El lateral Kristiansen, solo dentro del área, perdonó la ocasión más clara, con un tiro que se fue alto. Vavro, de falta directa y Claesson, de cabeza, comprometieron también a Dmitrovic.

Carmona, otra vez de lo mejor del Sevilla, la tuvo en un cabezazo en un córner en el arranque de la segunda parte, pero su remate se marchó cerca del larguero.

Pero el partido ya era mucho más igualado, con un Copenhague que tenía más el balón y se atrevía. Así, Daramy, en una gran jugada individual por la línea de fondo, llegó a base de velocidad y regate al área pequeña, pero la defensa del Sevilla pudo enviar a córner.

Lopetegui movió el equipo y puso a Jordan por Delaney (ovacionado en su regreso al estadio donde es ídolo de la hinchada local) y al 'Papu' Gómez por Rakitic. Los cambios le dieron más control y presencia en ataque al Sevilla, que empezó a apretar a su rival.

Las ocasiones no llegaban para un Sevilla que se iba frustrando, incapaz de meter en apuros a un Copenhague al que no supo someter y que acabó mereciendo el empate.

CON INFORMACIÓN DE EFE

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:UEFA Champions LeagueBenficaJuventusFC CopenhavnSevilla

Más contenido de tu interés