null: nullpx
Bob Bradley

Bob Bradley versus Mourinho: duelo de desesperados

El estadounidense lleva un punto conseguido de nueve posibles con el Swansea, mientras el portugués acumula cuatro juegos sin triunfo con el United.
5 Nov 2016 – 8:29 PM EDT

El entorno futbolístico de la Gran Bretaña todavía mira con ojos de sospecha a Bob Bradley. En un popular show radiofónico, el ex jugador galés Danny Gabbidon explicó de un modo simplón, pero contundente, el porqué del rechazo casi permanente: “No puedo tomarlo seriamente, no sé si sea por el acento estadounidense”.

A casi un mes de haberse hecho de los destinos del Swansea City, Bradley sigue viéndoselas con las críticas sobre su nacionalidad, y no sobre sus decisiones futbolísticas. En sus declaraciones a los medios él siempre tiene el cuidado de referirse al deporte como “fútbol”, y no como “soccer”, para no levantar más sospechas. “Soccer”, no obstante, es un término cuyo origen está en la Inglaterra del siglo 19 y es más británico que Kate Middleton.

Lo que parecía un debut decoroso perdiendo ante el líder Arsenal por 3-2 se ha transformado en la continuación de la pésima racha de los Swans incluso antes de su llegada. Sus dirigidos son penúltimos de la Premier League, aún no ganan, y encima perdieron un partido imperdible ante el Stoke City.

En el duelo del domingo tendrán enfrente al United de José Mourinho, quien es criticado no por su nacionalidad sino por sus decisiones futbolísticas. “Jugaron como si fuera un amistoso veraniego” habló el portugués sobre la derrota de los Red Devils en la Europa League de media semana. Pogba pescó una lesión en dicho cotejo y su presencia en el Liberty Stadium es incierta.

Como incierto es el panorama para Mou en Mánchester. Su última victoria se remonta cuatro fechas atrás ante el Leicester City. La goliza propinada por el Chelsea escuece casi tanto como el empate 0-0 frente al Burnley, el equipo más pobre en la rica Premier League. Los ingleses comienzan ya a preguntarse por el agotamiento de la fórmula Mourinho: sus jugadores no le ven con el respeto y la veneración de otras épocas; más bien con la perplejidad y la duda de un Mou cuyos mejores tiempos pasaron ya.


Si las predicciones del The Guardian sobre alineaciones son correctas, el Swansea-Mánchester United será de poco fútbol pero mucho músculo: el ecuatoriano Jefferson Montero continuará viendo los partidos desde el banquillo mientras en el United la media será formada por Michael Carrick y Fellaini. Abróchense los cinturones.

¿Una derrota podría provocar el cese de Bradley o el de Mourinho? Quizás no. Sin embargo, se trata de un duelo de técnicos al borde de la desesperanza que acaso olvidaron qué se siente ganar.

RELACIONADOS:Bob BradleyManchester United

Más contenido de tu interés