null: nullpx
Atlas

EDITORIAL | Adiós ‘elegancia’, hola ‘leyend4’

Se llama Rafael y se apellida Márquez. Un nombre que impone, que huele a elegancia y que provoca cariño. No importa el club del que seas.
21 Abr 2018 – 02:02 AM EDT

Hoy es un día histórico para el fútbol mexicano. Es un día nostálgico. Algún día compartiremos a nuestros hijos o a nuestros nietos que vimos jugar a un tal Rafael Márquez.

El ‘Patrón’ dijo adiós. Solo su mente decidirá si es un retiro definitivo o temporal para verlo jugar un partido más en Liga MX o en el Mundial. Por lo pronto, se fue ante su afición, con la playera que amó siempre y la que lo dio a conocer. Se va ganando, como su carrera, cargada de victorias y de títulos. Levantó sus manos al cielo, le dedicó un saludo a su afición y a su padre, se hincó, besó el césped y se despidió. Erguido, con el semblante seco pero orgulloso, un caballero que se despedía elegantemente de una cena de gala.


Márquez tendría que rimar con clase. Un defensa fino y elegante que combinaba perfectamente la fuerza con el talento. El jugador que durante la década del inicio de milenio puso a México en el panorama.

Adiós al ‘Capitán’, al ‘Kaiser’, al eterno ‘Patrón’. En el recuerdo de nuestras mentes vivirán aquellos cambios de juego de 70 metros, impecables y milimétricos. Aquella dupla mexico-española con Carles Puyol que dio arranque a la neo-era histórica del FC Barcelona tras aquel Dream Team de Johan Cruyff.

Anteriormente Hugo Sánchez no tenía competencia en la discusión sobre si era o no el mejor jugador en la historia de México. No hasta que, en el Atlas, a finales de los 90 debutó ‘Rafa’ en aquel memorable e inolvidable equipo rojinegro de Ricardo Antonio La Volpe.


Hoy, un defensa compite con el mejor delantero en la historia del país azteca. Así de importante será Rafael Márquez, un jugador que deja un hueco que tardará muchos años en llegar a ocuparse; y eso que hoy en día, lo que más puede presumir México es que cuenta con zagueros de trayectoria y de peso en Europa.

A ese ‘4’ se le va a extrañar. Gol en Alemania, en Sudáfrica y en Brasil; el tiempo dirá si Juan Carlos Osorio le da la posibilidad de jugar su quinto Mundial. La madre de Rafael lo dijo: agradeció a Dios porque a pesar de ser un defensa central, Márquez fue, e hizo más que Hugo Sánchez. Declaración letal.


El retiro de Rafael Márquez nos da tranquilidad, y lo hace porque sabemos que se va un enorme futbolista que dictó cátedra, pero al parecer, llega un directivo que seguirá dando clase a quien esté cerca de él.

Se va Márquez. El primero o el segundo mejor mexicano de la historia. Da igual. En la discusión siempre nos quedaremos con un jugador al que quisimos, al que aplaudimos, al que necesitamos y al que anhelaremos.

Siempre 'Rafa', siempre.

RELACIONADOS:AtlasGuadalajaraRafael Márquez

Más contenido de tu interés