null: nullpx
Copa Mundial

Hegerberg, sobre su lucha: “Lo fácil sería jugar y quedarme callada”

Desde el 2017 la mejor futbolista del mundo renunció a la selección de Noruega y no estará en la Copa del Mundo de Francia.
22 May 2019 – 6:25 PM EDT

Con su triplete ante el FC Barcelona en la final de la UEFA Champions League, la crack noruega Ada Hegerberg demostró el porqué ganó el primer Balón de Oro otorgado para una mujer.

Tras ganar la Champions con el Lyon de la Ligue 1, el paso natural sería buscar ganar la Copa del Mundo de Francia este verano. Ella ya fue premiada como mejor futbolista joven en el Mundial de Canadá en 2015.

Sin embargo, la Balón de Oro no jugará con Noruega, puesto que renunció a su selección desde hace dos años en protesta para reducir la brecha salarial entre futbolistas hombres y futbolistas mujeres en el deporte profesional.

“Qué bueno que se hable de invertir más en el fútbol para mujeres, pero necesitamos las manos a la obra ya. Si no luchamos por mejores condiciones nosotras mismas el cambio no se dará por sí solo.”

Hegerberg, quien recibió el premio de la BBC a la mejor jugadora del año, profundizó sobre su protesta:

“El fútbol es mi mayor pasión en la vida y solamente yo sé cuánto he luchado por estar aquí. Por eso no puedo quedarme sentada y callada viendo cómo las cosas siguen sin mejorar.”

“Una vez un periodista me preguntó si quiero ser jugadora o prefiero ser activista. Le respondí que es imposible estar en el fútbol sin pelear por la equidad.”

Aunque el reclamo de Hegerberg se centra alrededor de la brecha salarial, ella explica que no solo se trata de dinero: “Debemos concientizarnos de que esa brecha es real. Pero no siempre se trata de dinero. También se trata de respeto: las chicas deben tener la misma oportunidad que los chicos hasta para soñar.”

RELACIONADOS:Copa Mundial

Más contenido de tu interés