null: nullpx
Guadalajara

Chivas no va a extrañar a Omar Bravo

El goleador histórico del Rebaño dijo adiós al Guadalajara que tenía planes muy distintos a los deseados por el mochiteco.
13 Jul 2016 – 10:50 PM EDT

Por Luis Óscar Rosas

Este 12 de julio se concretó la marcha de un jugador histórico del Club Deportivo Guadalajara: Omar Bravo. El futbolista mochiteco decidió decir adiós a Chivas por tercera ocasión en su carrera para volver al fútbol de Estados Unidos para jugar con el Carolina RailHawks de la NASL.

El Rebaño Sagrado se queda sin el máximo goleador de su historia a cinco días de hacer su debut en el Torneo Apertura 2016 de la Liga MX cuando el domingo visite a los Pumas en el Olímpico Universitario de la UNAM.

Pero ¿qué tanto le afectará al Guadalajara la salida de Omar Bravo?

Es verdad, el delantero de 36 años es el futbolista que más anotaciones ha conseguido con el uniforme de las Chivas con un total de 132 goles, pero hoy en día su nivel está muy lejos del que tenía hace 10 años cuando era una de las figuras más importantes del equipo. En aquel momento era muy regular y era un indiscutible en la Selección Mexicana donde jugó Mundial, Copa Confederaciones y Copa América.


En la actualidad la realidad de Bravo es muy distinta pues para el comienzo de esta nueva temporada, Omar ni siquiera estaba considerado como titular en el conjunto rojiblanco pese a la carencia de delanteros de renombre en la plantilla.

Hace precisamente un año, en el Apertura 2015, Omar Bravo vivió uno de sus mejores torneos con la casaca rojiblanca pues era vital en la alineación estelar del equipo, jugando 16 partidos de inicio y uno de cambio ante Pachuca a quien le marcó un tanto ingresando. Acabó ese certamen con 10 goles siendo el mejor goleador del Rebaño.

Pero la situación cambió rotundamente con la llegada del 2016 pues Bravo vio apagada su racha de anotaciones y terminó relegado a la banca tras comenzar de titular los primeros ocho partidos de la Liga MX, donde Chivas no pudo ganar un solo juego y deambulaba en la mediocridad. A partir de la fecha 9 perdió su lugar en el once inicial y curiosamente comenzaron los buenos resultados para el Guadalajara.


Solo volvió a aparecer en la formación titular dos veces -en los partidos más importantes del campeonato- en los Clásicos contra América y Atlas pero no se hizo notar y Matías Almeyda lo mantuvo en el banquillo de suplentes por el buen entendimiento que Ángel Zaldívar mostró como eje de ataque.

Bravo solo pudo anotar una vez en todo el certamen anterior en la goleada 3-0 al Puebla pero se fue en ceros en los otros 14 duelos donde participó en los que solo pudo acumular 905 minutos jugados ya que entró de cambio cinco veces o no terminó unos encuentros.

A partir de marzo, el mochiteco fue apartado del cuadro estelar por Almeyda, que depositó su confianza en el ‘Chelo’ Zaldívar y otros elementos de ataque que tuvieron un mejor aporte en ofensiva como Isaac Brizuela, Eduardo ‘La Chofis’ López y Carlos ‘Gullit’ Peña que acabó como el goleador con 7 dianas.

Por esa misma razón la directiva de Chivas encabezada por el dueño Jorge Vergara, Jaime Ordiales, ex director deportivo y por José Luis Higuera, CEO de Grupo Omnilife -con quien Bravo no tendría una gran relación-, determinó ponerlo en la lista de jugadores transferibles durante el pasado Draft, Regimén de Transferencias del fútbol mexicano.


El veterano futbolista se molestó mucho cuando se enteró -por medio de la prensa- de que no estaba considerado para seguir en el plantel rojiblanco y lo manifestó a través de su representante que rechazó ofertas de equipos de la Liga MX como el Puebla que estaba interesado en adquirir sus servicios.

El jugador mochiteco le comunicó al Guadalajara que no dejaría las filas del club de esa manera y se presentó a los entrenamientos de pretemporada reportando para hacer sus exámenes médicos, respaldado por tener contrato vigente con el equipo, mismo que renovó apenas en 2015.

Fue así como Bravo siguió formando parte del Rebaño durante las semanas recientes y tuvo acción en algunos juegos de preparación rumbo al próximo torneo. De hecho, apenas el domingo ingresó al final en la Supercopa MX contra el Veracruz donde anotó el segundo, para confirmar la victoria 2-0 , siendo probablemente su último gol como jugador de Chivas.


Sin embargo, ese rol de ‘reserva de lujo’ no le gustaba al ariete emblemático del Rebaño y por esa razón aceleró las negociaciones para marcharse a la North American Soccer League, segunda división de Estados Unidos con Carolina RailHawks, donde este martes fue presentado por Curt Johnson, presidente del equipo y amigo de Omar de su época con el Kansas City Wizards de la MLS.

Así se gestó la marcha de un ídolo rojiblanco. El adiós de un símbolo de la institución tapatía. Una leyenda del Guadalajara que será recordado por siempre como un jugador todo entrega, lucha y un referente del conjunto rojiblanco donde se despide con más de 130 festejos y un título de Liga en México.


No es mentira que la marcha de Omar Bravo dejará a Chivas sin un líder pues, pese a los rumores de su mala relación con otros miembros del club y las polémicas de vestidor que se le achacaron, Bravo era el capitán y uno de los hombres importantes que hablaba fuerte en el interior del equipo.

Es cierto que el Guadalajara está corto en cuanto a centros delanteros pero Omar Bravo no era contemplado para tener un papel relevante en el equipo de Almeyda que tiene a Ángel Zaldivar como titular en lo que reporta Marco Bueno, refuerzo que regresará de Juegos Olímpicos para pelearle el puesto de ariete al ‘Chelo’.

Además, Chivas contrató a Néstor Calderón, que si bien no es un delantero clavado, sabe jugar como extremo y tiene gol, como lo demostró muchas veces en su etapa con Santos. El ‘Avión’ podría aparecer más adelantado en el esquema del técnico argentino.

‘El Pelado’ también podrá darle más oportunidades a la revelación del torneo pasado, ‘La Chofis’ López que juega más pegado a la banda o como falso ‘9’, de igual forma a otros dos jóvenes que se incorporan al primer equipo como Alejandro Zendejas que viene del FC Dallas y Daniel Ríos, del Coras de Tepic.


Si el Guadalajara va a padecer la carencia de goles no será por la ausencia de su goleador histórico Bravo, si no por una evidente falta de delanteros consagrados en la plantilla, la falta de entendimiento que pueda mostrar Marco Bueno cuando vuelva de Brasil o la presión desmedida a la que serán expuestos los jóvenes de la cantera como ha pasado en torneos anteriores.

Chivas necesita un centro delantero, eso no es ningún secreto, pero la dirigencia rojiblanca prefirió jugársela así y todavía darse el lujo de dejar ir a Omar Bravo, el mítico goleador del club que hoy cerró otro capítulo como rojiblanco donde tiene asegurado un lugar en la historia del Rebaño.

RELACIONADOS:GuadalajaraOmar BravoSeason 2016/2017North Carolina

Más contenido de tu interés