null: nullpx

Osorio seguirá en el Tri y entonces, ¿qué cambiamos?

El Tri no cambiará, por lo pronto y hasta nuevo aviso, de director técnico. Pero es innegable que hay muchas cosas por corregir. Te dejamos una lista de cinco de ellas.
24 Jun 2016 – 8:51 PM EDT

Inspirados en los culebrones televisivos o quizá acostumbrados a ellos, la gente de la Federación Mexicana de Fútbol optó por hacer un melodrama de algo tan simple como una derrota.

Sí de 7-0 en unos cuartos de final de Copa América y qué cimbró el fútbol mexicano pero una derrota al fin. Y ya avocados a las causas de la misma hizo las cosas de manera reduccionista y no fue más allá.

Como es una costumbre en México, se buscó la razón inmediata -las malas decisiones del técnico, que sí las hubo- antes que la causa profunda y real.

Es obvio que algo se tiene que corregir, pero desviando la atención de lo que realmente es, no se llegará a ninguna parte.

Te dejamos una lista de cinco cosas a corregir en el Tri y su entorno más apegadas a una utopía futbolística mexicana que a una realidad inmediata.


1 - Planeación a largo plazo- Cuando Alemania cayó en la final del Mundial del 2002, estableció un plan de al menos 10 años para ser nuevamente campeón luego de no conseguirlo desde 1990.

En aquellas tierras se dieron cuenta que su fútbol se había quedado cortó y que dificilmente lograrían otro título con un fútbol más bien rígido y físico.

Pusieron al frente a Jurgen Klinsmann y decidieron, entre otras muchas cosas, ir incorporando a los jugadores alemanes de distinos orígenes que ya abundaban en la Bundesliga para que nutrieran al equipo de habilidad.

Klinsmann dejó el conjunto teutón en el 2006, pero al frente quedó Joaquim Low, que era su auxiliar y se mantuvo el plan. Los resultados saltan a la vista. El campeonato llegó en el 2014 con un fútbol llamativo y efectivo. Además Low se mantiene en el cargo hasta la fecha.

El Tri sin un programa y un plan específico ha tenido desde el 2013 seis entrenadores ( José Manuel de la Torre, Luis Fernando Tena, Víctor Manuel Vucetich, Miguel Herrera, Ricardo Ferretti y Juan Carlos Osorio), por supuesto el plan inicia con cada entrenador y ahí donde lo cortan -más o menos cada seis meses en promedio recientemente- termina.


2 - Proyección de fuerzas básicas - Dos títulos del mundo y una final más en los Mundiales Sub 17, un tercer sitio Sub 20 y una medalla de oro en los Juegos Olímpicos, parecen no ser suficientes para que el buen trabajo de las fuerzas básicas sea tomado en cuenta en su real valía en la Liga MX.

Muchos de esos jugadores, luego de sus triunfos, apenas han recibido oportunidades en la Primera División cuando no ya se perdieron para siempre en el enmarañado tejido del pase de una categoría a otra. Se confía más en los extranjeros que en la producción nacional de calidad. Y si no llegan a la Primera División nunca podrán alimentar a la Selección Mexicana.


3 - Una Liga MX que piense no solo en su propia beneficio sino en las distintas selecciones mexicanas- Las nuevas reglas de la Liga MX, por mucho que pregonen un beneficio y protección del jugador mexicano, están hechas a todas luces para favorecer únicamente los intereses de la misma.

Con hasta 10 no nacidos en México sobre el terreno de juego se hará una liga mexicana fuerte y posiblemente espectacular, pero indudablemente el talento mexicano se verá obstaculizado.

Donde antes tenía que luchar por obtener un sitio de al menos 15 en un partido, ahora ese número se ve reducido a solo ocho. Los defensores de la medida dirán que siempre se tuvieron esos lugares a lo largo de la historia del fútbol mexicano e igual no se trascendió, pero antes -de 10 o 12 años para atrás- no se trabajaban tan bien las fueras básicas.


4 - Fabricación de líderes- Mucho se discute en el medio deportivo y empresarial, si un líder nace o se hace. Son muchos los que apoyan una u otroa corriente y seguramente no se llegará pronto a conclusiones. Sea cual sea la solución -que probablemente está justo a la mitad entre ambas- hay que trabajar en ellos.

Pero con las posiciones claves en la Liga MX en manos de extranjeros, eso dificilmente pasará.

De nuevo alguien dirá que el mexicano debe ganarse esa posición privilegiada de liderazgo y volveremos a caer en un círculo vicioso con apenas espacios para el futbolista mexicano.

5 - Directivos que no solo busquen un beneficio económico sino también deportivo - La FMF se maneja más como un empresa que como una asociación deportiva sin fines de lucro que es finalmente su objetivo.

No es que esté mal perseguir el dinero, lo que parece poco redituable es que se priorice sobre cualquier otro punto. Por ejemplo, hay una cantidad enorme de juegos amistosos del Tri que poco aportan en lo deportivo, podría cambiarse la cantidad por la calidad.

La FMF también es el organismo encargado de la planeación. De mirar al futuro a cinco, 10 o 20 años. Ligado al punto uno, no hay una continuidad ni de estilo de juego ni de planeación y se va tirando de las ideas, y de las proyecciones del ungido en turno.

RELACIONADOS:Copa AméricaMéxico

Más contenido de tu interés