null: nullpx

Campeón mundial se fue de farra con la Sub 17 de su club y acabó golpeado brutalmente

‘Ahora no quiero saber nada más del fútbol’, dijo el alemán Kevin Grosskreutz tras admitir su error y terminar su contrato.
3 Mar 2017 – 6:45 PM EST

Las imágenes que circulan en las redes sociales muestran su cráneo ensangrentado y un ojo hinchado producto de la pelea que sostuvo en el centro de Stuttgart el martes pasado. Como castigo, su club ha terminado fulminantemente su contrato que databa del 2016.

'El VfB Stuttgart está aliviado de saber que Kevin (Grosskreutz) no sufrió heridas graves tras el incidente. Pero los sucesos no pueden quedarse sin consecuencias. Los jugadores del primer equipo tienen una función especial como modelos para el club, y para los jóvenes sobre todo', comunicó el equipo.


Por su parte, Grosskreutz dijo en conferencia de prensa:

‘Cometí un error y ofrecí disculpas. Acepto las consecuencias y lamento mucho que mi ciclo en el VfB se terminó de esta forma. Me gustaría agradecer al equipo, al personal y especialmente a los fans, quienes me han apoyado durante los último días'.


Misterio Podolski: con clubes era Clark Kent; y con Alemania, Superman

Loading
Cargando galería

De 28 años, Kevin Grosskreutz alcanzó su pico de rendimiento en el 2013, jugando para el Borussia Dortmund de Jürgen Klopp. El equipo alcanzó la final de la Champions League, perdiendo contra el Bayern Múnich. Grosskreutz también fue parte de la selección alemana campeona en Brasil 2014.

Sin embargo, entró en un declive desde el 2014, cuando fichó por el Galatasaray. Regresó a la Bundesliga con el Stuttgart y descendió el año pasado. La policía de Stuttgart reportó que un hombre de 28 años y un chico de 16 años habían resultado heridos tras una pelea callejera en una zona céntrica de la ciudad del sureste de Alemania.

Publicidad