null: nullpx

Club contrata a portero condenado por feminicidio y pierde sus patrocinadores

El club brasileño Boa Esporte mantiene su plan de firmar a Bruno Fernandes, exportero del Flamengo, luego de siete años de estar en prisión por matar a su exnovia.
14 Mar 2017 – 9:23 PM EDT

Pese a las críticas y al retiro de sus principales patrocinadores, el club brasileño de segunda división Boa Esporte mantiene su plan para contratar al portero Bruno Fernandes, que salió recientemente de prisión después de haber cumplido parcialmente su condena por el asesinato de su examante.

El equipo de Varginha, en Minas Gerais (sureste), ya perdió cuatro patrocinadores, incluido su sponsor principal, que anunció este lunes el fin de su convenio después de tratar en vano que el Boa Esporte diera marcha atrás.


Si no hubiera hecho autogol, Andrés Escobar hoy cumpliría 50 años

Loading
Cargando galería

"Ante la decisión de mantener el fichaje de Bruno, el grupo Gois e Silva anuncia oficialmente que ya no es más sponsor del club", dijo en un comunicado esta firma.

El agente del portero, Lucio Mauro, dijo al periódico local Estado de Minas que estaba "convencido que llegarán mejores patrocinadores" gracias a la nueva explosión mediática del exjugador del Flamengo.

Y un portavoz del club confirmó a la AFP que sólo esperaban la llegada del portero a Varginha "para definir el momento de la firma" y, luego, informar del lugar y día de presentación pública del jugador.


Bruno Fernandes de Souza, de 32 años, ingresó preventivamente a prisión en 2010 pero fue liberado el pasado 24 de febrero por orden de la Corte Suprema, en una decisión que levantó críticas en el quinto país con mayor número de asesinatos contra mujeres del mundo.

El portero fue condenado en 2013 a 22 años y tres meses de cárcel por la justicia de Minas Gerais por el brutal asesinato de Eliza Samudio, su examante y madre de su hijo, que tenía 25 años cuando desapareció en junio de 2010.

El cuerpo de la chica nunca apareció y el jugador confesó ante el juez que el cuerpo desmembrado de Samudio fue arrojado a perros.


En el momento del crimen Bruno era portero del Flamengo, uno de los clubes más populares de Brasil, y era codiciado por el AC Milan.

Ante el alud de críticas en redes, el presidente del Boa Esporte, Rone Moraes da Costa, aseguró que la contratación de Bruno es "parte de la obligación social de la empresa" al dar "trabajo a quien pretende recuperarse".

Si el contrato es firmado este lunes, tal y como estaba previsto, el jugador debería ser presentado oficialmente el martes en Varginha, donde ya hay convocadas manifestaciones de asociaciones feministas.

RELACIONADOS:Brasileño Série A

Más contenido de tu interés