null: nullpx
Kansas City Chiefs

¡México se perdió el juego del año! Los Rams ganan en el MNF más grande de la historia

En un partido que rompió récords de puntos, los Rams de Los Angeles vencieron 54-51 a los Kansas City Chiefs, en el duelo que debió jugarse en México.
20 Nov 2018 – 12:06 AM EST

LOS ANGELES.- Quienes previeron que el partido entre los Kansas City Chiefs y los Rams de Los Angeles en México sería el mejor de la temporada desde hace varias semanas estuvieron en lo correcto en casi todo.

Solo falló lo que menos se esperaba: que el partido volviera al Coliseo de Los Angeles y no se jugara en el Azteca. Hubo aficionados con jerseys de los Rams en restaurantes de la Ciudad de México, fanáticos que pintaron de rojo el Ángel de la Independencia por la mañana con banderas de los Chiefs, pero independientemente del marcador final, los que ganaron fueron los que colmaron las gradas del estadio olímpico de 1932 y 1984.

Porque Rams y Chiefs se brindaron en un juego de toma y daca, sin cuartel, sin reserva alguna, fijaron récords históricos, donde hasta las defensivas produjeron puntos y en el que los dos mejores quarterbacks de la Liga por igual mostraron lo mejor de su brazo y fueron exhibidos por el enemigo.

En 52 años de partidos de lunes por la noche de la NFL, nunca se habían marcado tantos puntos. La marca era de 95, de una victoria de Green Bay sobre Washington por 48-47 en 1983, que quedó rota cuando Patrick Mahomes lanzó su sexto pase de anotación -otro récord del MNF-, este a Chris Conley, para el 51-47 parcial en favor de la visita.

Pero por mucho récord del joven QB de los Chiefs (9-2), todo acabó cuando fue interceptado por Marcus Peters -quien jugó las tres temporadas pasadas para Kansas City-, provocado por un golpe de Samson Ebukam al pasador con 1:18 por jugar.

Y eso que su defensa aún le dio una oportunidad más, pero con un largo trecho por recorrer, Mahomes fue interceptado por tercera vez en el partido con 13 segundos para que expirara el reloj por Lamarcus Joyner.

En cambio, Jared Goff lanzó sin errores para 413 yardas, cuatro pases de anotación y un espectacular rating de 117.1 para guiar a los Rams (10-1) a la victoria más sufrida del año, que los mantiene en la pelea por la cima de la NFC contra los Saints, el único equipo que ha sido capaz de derrotarlos.

No se rompió la marca de puntos totales en un partido, que sigue en los 113 del 72-41 de los Redskins sobre los Giants en 1966, pero sí fue la primera vez que los dos equipos anotaron 50 o más puntos.

Y aunque las condiciones de altitud y clima de la Ciudad de México pudieron cambiar el desarrollo de este partido, en la capital azteca se lamentarán por mucho tiempo no haber sido el escenario del más grande partido del horario estelar de la NFL.

Más contenido de tu interés