null: nullpx
Denver Broncos

De la mano de Phillip Lindsay los Broncos ganan su tercero en fila a costa de los Bengals

El corredor novato de Denver corrió para 157 yardas con dos anotaciones mientras Cincinnati se hunde al caer por quinta vez en seis juegos.
2 Dic 2018 – 5:58 PM EST

El corredor novato Phillip Lindsay corrió para un total de 157 yardas y un par de touchdowns en medio de una jornada de intensas ráfagas de viento mientras los Denver Broncos de Denver obtuvieron su tercera victoria consecutiva al superar por 24-10 a los alicaídos Cincinnati Bengals.

Los Broncos (6-6) parecen haber salido fortificados de su semana de descanso, pues regresaron y derrotaron a los Chargers, Steelers y Bengals para mantenerse en la pelea en diciembre, buscando un boleto de Playoff en los comodines..

Denver se las arregló en medio de un atípico y caluroso día, con una temperatura de 66 grados farenhiet (unos 18 centígrados), al inicio con ráfagas de viento de hasta 40 millas por hora ( 64 kph) que redirigieron las patadas y los pases. Case Keenum completó 12 de 21 pases para 151 yardas, incluyendo un pase de touchdown de 30 yardas para Courtland Sutton.

Lindsay corrió para anotaciones de 6 yardas y 65 yardas, la más larga de su corta carrera, ya que Denver aventajó 21-3 en el tercer cuarto y lo amarró contra los Bengals (5-7), quienes perdieron por sexta ocasión en siete juegos. Las dos anotaciones de Lindsay igualaron el máximo total en su carrera.

El novato Lindsay también se convirtió en el primer jugador debutante no reclutado en la historia de los Broncos en alcanzar las 1,000 yardas corriendo y recibiendo en una temporada.

La temporada de los Bengals continúa implosionando bajo el entrenador que lleva de 16 años en el cargo Marvin Lewis, quien también coordinó la defensa en las últimas tres derrotas. La multitud de 44,392 aficionados fue la más pequeña en el estadio Paul Brown desde 2011.

Los Bengals perdieron a su quarterback titular Andy Dalton por un ligamento desgarrado en su dedo pulgar la semana pasada. Jeff Driskel hizo su primera apertura en la NFL este domingo y completó 25 de 38 pases para 236 yardas con un touchdown, una intercepción, adempas de un balón suelto y tuvo cuatro capturas.

El destacado receptor AJ Green regresó después de faltar tres juegos con un dedo lesionado en el pie derecho, con la esperanza de ayudar a la ofensiva de los Bengals, pero solo duró un cuarto. Green volvió a lesionarse el pie mientras corría una ruta y salió del campo quizás por última vez en esta temporada, golpeando su casco en el suelo antes de irse en un carrito.

Cincinnati fue penalizado ocho veces en la primera mitad, su mayor cantidad en una primera mitad desde 2009.

La semana entrante los Broncos visitan Levi's Stadium para enfrentarse a los San Francisco 49ers, mientras que los Bengals viajarán a Los Ángeles para medirse contra los Chargers.

Más contenido de tu interés