Cotto y ´Maravilla´ una guerra con intrigas