null: nullpx

La reina latina, Mónica Puig, exhibe su coraje ante una insospechada ucraniana

Mónica Puig sorteó dificultades, pero al final se impuso a la ucraniana Dayana Yastremska, quien se retiró por lesión en la primera ronda del Abierto Mexicano.
27 Feb 2018 – 02:04 PM EST
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

ACAPULCO, México.- La reina latina del tenis pasó apuros insospechados ante una adolescente de Ucrania, pero valió más la experiencia y el coraje para solventar su primera prueba en las pistas del Abierto Mexicano.

Mónica Puig se recuperó de un catastrófico primer set en el que la ucraniana Dayana Yastremska le rompió todos saques, pero finalmente se impuso por retiro por lesión de su rival, cuando tenía el tercer set prácticamente liquidado, con 5-0 y 40-0 a favor.

Yastremska, de 17 años y surgida de las rondas de calificación del torneo, tuvo que recibir atención médica por una lesión en el tobillo cuando se puso el tercer set 0-5 en su contra. Decidió regresar a la pista, pero sólo para darse cuenta de que no estaba en condiciones y optó por rendirse cuando se puso el match point a favor de Puig.

Loading
Cargando galería


Cualquiera que no haya visto el resto del compromiso pensaría que fue una victoria sencilla de la campeona olímpica puertorriqueña, pero ese diagnóstico está muy alejado de la realidad.

Yastremska, actualmente la número 166 del mundo, no le permitió nada con su servicio a Puig, quien uno a uno vio cómo todos sus servicios terminaron en manos de la europea. A cambio, Puig respondió con dos quiebres, insuficientes para un inesperado 6-2.

Pero la puertorriqueña pudo asentarse mejor en el segundo parcial y fue más agresiva. Le rompió tres servicios a la ucraniana para llevárselo por un apretado 6-4.

Cargando Video...
‘Rafa’ Nadal, confirmado entre los tenistas que participarán del Abierto Mexicano de Tenis


Yastremska, sin embargo, se vio físicamente disminuida y tuvo un par de caídas en el tercer set. La segunda fue la que provocó el ingreso de la asistencia médica, cuando parecía que se retiraba del partido.

Puig se acercó a asistir a su rival, un gesto que fue muy reconocido por el público que atiborró el Grandstand, el estadio secundario del Abierto Mexicano, que quedó chico para la presentación de la campeona de Río 2016. De igual manera, el graderío se levantó a aplaudir cuando Yastremska regresó a la cancha.

Con más coraje que físico, la ucraniana volvió a disputar el último juego, con saque de Puig, pero tres puntos después y con el match point a cuestas supo que no había nada que hacer y se acercó a la red para decirle a la juez de silla que se rendía. Puig estaba tan concentrada, que aún pese a la reacción del público, tardó varios segundos en levantar la mirada de la pelota y darse cuenta que el partido había terminado.

Al final, la reina latina y la retadora de Europa del este se fundieron en un abrazo para reconocer su valentía. Un partido del que las dos se levantaron, pero la nobleza de la campeona de Río 2016 valió más.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Tenis

Más contenido de tu interés