null: nullpx
Dallas Cowboys

Los 32 cerebros estratégicos de la NFL: Jason Garrett en la cuerda floja

El derrumbe en 2015 coloca al coach en una situación delicada para 2016.
17 Mar 2016 – 12:40 PM EDT

Por Jorge Pinzón Anaya

SU HISTORIA

Tiene 49 años de edad, el 28 de marzo cumplirá los 50. Su carrera universitaria como jugador la pasó en Princeton y Columbia como quarterback.

Nunca fue seleccionado en el Draft pero pudo quedarse como agente libre en New Orleans Saints. Jugó con San Antonio Riders en la World League y en Otawa Rough Riders de Canadá.

En 1993 es contratado como tercer quarterback de Dallas Cowboys que acababan de ganar el Super Bowl XXVII. Es ahí donde vivió sus mejores momentos como jugador, siempre como suplente de Troy Aikman. Sobresale Acción de Gracias de 1994 cuando guió a Dallas en el triunfo sobre Green Bay Packers.

En el 2000 jugó con Giants, en 2004 Tampa Bay y Miami para retirarse y de inmediato empezar su carrera como entrenador.

En 2005 y 2006 trabajó en Miami Dolphins como entrenador de quarterbacks bajo el mando de Nick Saban.

¿CÓMO LLEGÓ AL EQUIPO?

A partir de 2007 con la llegada de Wade Phillips como entrenador en jefe de Dallas Cowboys, Garrett es contratado como coordinador ofensivo, cargo que ocuparía hasta la mitad de la campaña 2010 año en que Phillips es despedido y Garrett ocupa el puesto de entrenador en jefe interino.

De 2011 a la fecha es coach principal de los Cowboys tiempo completo.

SUS LOGROS

Nunca había tenido una temporada perdedora hasta el derrumbe en 2015, resultado inesperado debido a que en 2014 ganó la División Este y estuvo a punto de llevar al equipo al Juego por el Campeonato de la Conferencia Nacional de no ser por la famosa jugada de Dez Bryant que, según el reglamento, no cumplió el proceso de recepción contra Green Bay.

Como jugador fue 2 veces campeón de Super Bowl con Dallas, ediciones XXVII y XXX. Y como coach ganó en 2007 el nombramiento de Entrenador Asistente del Año.

SU MARCA EN LA NFL

En temporada regular apenas supera en ganados y perdidos con 45 triunfos y 43 derrotas; marcha 1 – 1 en postemporada, por lo que su marca general es de 46 – 44, siempre con los Cowboys.

SU SISTEMA DE JUEGO

Tiene la mentalidad y el sistema aprendido de los Cowboys en los noventa, sin embargo delega demasiada responsabilidad en sus asistentes y es evidente la influencia del dueño Jerry Jones en las decisiones.

Al igual que Dallas tuvo a Troy Aikman, Emmitt Smith y Michael Irvin, Garrett ha buscado formar un trio similar pero no ha logrado mantenerlos juntos, lo más cercano fue Tony Romo, DeMarco Murray y Dez Bryant, todos apoyados por un espectacular ala cerrada y una línea ofensiva poderosa.

A la defensiva es donde más delega responsabilidad, sin resultados hasta ahora muy significativos.

¿QUÉ PUEDE APORTAR?

Sin duda su formación como jugador y luego entrenador lo hacen un tipo inteligente, alguien que ha logrado preparar al equipo previo a los partidos. Dallas llega muy bien plantado a cada encuentro. El problema de Garrett es que no sabe ajustar su sistema a los cambios que se presentan durante el partido.

En 2015 quedó clara la enorme dependencia en Tony Romo y la falta de atención a la defensiva, son asuntos que le corresponden a Garrett, pero el que da la cara es el dueño Jones.

SUS ASISTENTES

A la ofensiva se mantiene Scott Lineham de coordinador. Se trata de un coach con tendencia al juego de pases y poca atención al juego terrestre, algo lamentable ante el poderío que tiene Dallas en la línea ofensiva.

En la defensiva aparece Rod Marinelli quien cumplirá su tercera campaña de coordinador.

Tanto Lineham como Marinelli tienen experiencia como entrenadores en jefe NFL. No sería extraño que si las cosas no cambian en Dallas, Jones mueva a Garrett a mitad de la campaña y nombre a alguno de los dos asistentes como coach principal interino, ya lo hizo una vez con el propio Garrett.


RELACIONADOS:Dallas Cowboys

Más contenido de tu interés