null: nullpx
Kansas City Chiefs

El MNF histórico que se perdió el Estadio Azteca en 2018

La victoria de los Rams por 54-51 sobre los Chiefs rompió numerosos récords de la NFL.
12 Nov 2019 – 11:25 AM EST

El 19 de noviembre de 2018 la NFL vio cómo la historia y los libros de récords se reescribían en el emparrillado, en un vertiginoso duelo entre los Kansas City Chiefs y los Rams de Los Angeles por el que el marcador habla por sí solo: 54-51.

Llevado esto a términos de boxeo, fue como ver nocauts en cada round, rostros ensangrentados y una apología a la saga de Rocky Balboa. Los espectáculos aéreos de Jared Goff y Patrick Mahomes alcanzaron su pináculo…

... Pero ese fue el partido que se debió jugar en el Estadio Azteca y que finalmente no se celebró ahí.

El mal estado de la cancha, que no se asentó después de un cambio a pasto híbrido en ese verano, junto a la intensa actividad de partidos de futbol y un concierto en los días previos, provocaron la decisión de cancelar el juego en la Ciudad de México y llevarlo al Coliseo de Los Angeles, pues los Rams eran los locales administrativos programados.

Los Rams incluso se estaban preparando en Colorado Springs para adaptarse a la altitud de la capital mexicana, mayor a la de cualquier sede de las franquicias de la NFL, cuando recibieron la noticia de que jugarían en su estadio.

La primera mitad de la temporada puso justamente a estas dos franquicias como las mejores de sus respectivas conferencias y el duelo se presentaba como una posible premonición de lo que sería el Super Bowl LIII y que al final no estuvo muy alejada de la realidad, pues Los Angeles sí llegó al duelo por el título, mientras Kansas City se quedó muy cerca de vencer a New England por el campeonato de la Conferencia Americana.

Por supuesto, que eso haya ocurrido en Los Angeles no garantiza que en la Ciudad de México se rompieran tantos o más récords, pero sí le dio una idea a los aficionados mexicanos del nivel de espectáculo que se perdieron.

Ahora no hay contratiempo por la cancha y todo va acorde a lo planeado para el duelo en el Estadio Azteca. Ya no son los poderosos Rams de 2018, sino sus hoy irregulares vecinos, los Chargers, los que “sacrificaron” la localía de un partido, mientras que los Chiefs no lucen tan fuertes como el año pasado.

Pero se trata de un duelo divisional vital para las aspiraciones de ambos equipos rumbo a Playoffs. Los Chargers ya prácticamente no tienen margen de error, mientras que una derrota para Kansas City pondría en duda el título del Oeste de la Americana que los especialistas le daban casi en automático al iniciar la temporada.

Más contenido de tu interés