null: nullpx
Mundial Rusia 2018

Opinión | ¿A qué juega Juan Carlos Osorio?

A 20 días del debut en el Mundial, preocupa el nivel de juego de México mostrado ante Gales, pero la apuesta del DT es diferente a la que todos esperan.
29 May 2018 – 01:41 AM EDT

¿Un genio incomprendido? ¿Un estafador? A dos años y medio de su llegada al banquillo de la selección mexicana, aficionados y prensa siguen tratando de descifrar y hasta pronosticar las decisiones de Juan Carlos Osorio.

En 46 partidos, ha usado 46 alineaciones diferentes y nadie duda que llegará por lo menos a 51, hasta el partido ante Corea del Sur en el Mundial, y se incrementará si el Tri avanza más lejos. El colombiano rompió por completo el paradigma de la justicia deportiva de tener un once ideal que solo deba ser ajustado si hay lesiones o suspensiones.

Hay una columna vertebral de siete jugadores y que sería de ocho con la presencia de Néstor Araujo. Son Guillermo Ochoa, Miguel Layún, Héctor Moreno, Diego Reyes, Héctor Herrera, Andrés Guardado e Hirving Lozano. Hablamos de siete de los once. El medio campo lo tiene armado, pero donde suelen venir las mal llamadas "rotaciones" es en la defensa y el ataque.

Es cierto, lo que vimos la tarde pasada ante Gales fue diferente. A Osorio le urge bajar a cuatro del avión rumbo a Rusia y los puso a prueba en el Rose Bowl. Pero cuando se trata de jugar con lo que sería un "cuadro de lujo" -si es que eso existe para él-, sí tiene una base.

Cualquier persona que haya jugado fútbol a nivel competitivo desde lo más básico, vaya, en infantiles, creció con la idea de que todo equipo debe tener una base de once y que la meta inicial es estar en ella. Por eso resulta incomprensible que no haya un centro delantero fijo y que Osorio no juegue con contenciones.


En realidad, el colombiano hace "trajes a la medida" acorde a cada rival. La selección mexicana de 2016 a 2018 es la que le gana por igual 2-1 a Estados Unidos en Estados Unidos, a Rusia en Rusia y a Nueva Zelanda en terreno neutral. La que rara vez golea, pese a lo débil que es la región de Concacaf. La que le empató al campeón de Europa en partido oficial.

La de la clasificación más adelantada en la era de los hexagonales, es decir, desde Francia 1998.

Pero también, la del 7-0 contra Chile y el 4-1 contra Alemania, esos días en los que el método Osorio entregó un traje mal cosido para un evento de gala.

¿Cuál es el equipo ideal de Osorio? El que enfrentará a Alemania en el primer partido del Mundial. Así de sencillo. Luego hará cambios ante Suecia y Corea del Sur acorde a las características del rival.

Para el partido contra Gales, se esperaba ver al Tri jugando con más idea, porque así debe ser, porque así dice el librito, porque así pasaría con un entrenador convencional. Pero Juan Carlos Osorio, para bien o para mal, no es convencional.

Si es un genio incomprendido o un estafador, lo sabremos por ahí del 2 o 3 de julio a más tardar. Cualquier cosa que no sea llegar a Cuartos de Final o más allá será un veredicto negativo para él y su método.

RELACIONADOS:Mundial Rusia 2018México

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.