null: nullpx
Mundial Rusia 2018

Los cuatro de casos de dopaje en los Mundiales

El de Diego Maradona es el más sonado pero los otros tres se registraron antes.
8 Jun 2018 – 09:04 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
DOHA, QATAR: Argentina's 1986 World Cup winning hero Diego Maradona gives a press conference in Doha 17 November 2005. Football legends Pele and Maradona were headlining the guest list for the official unveiling of the world's biggest covered sports dome. The ASPIRE Academy of Sports Excellence venue is the work of French architect Roger Taillibert and funded by the oil and natural gas revenues which have turned this tiny Gulf state into one of the richest countries in the world. AFP PHOTO/KARIM SAHIB (Photo credit should read KARIM JAAFAR/AFP/Getty Images) Crédito: Getty Images

La FIFA introdujo los controles antidopaje en 1966, pero hasta 1974 no se dio el primer caso en una Copa del Mundo y, desde entonces, tan sólo en otras tres ocasiones ha habido controles positivos.

El primero fue el haitiano Ernst Jean-Joseph, en el Mundial de Alemania 1974. El mediocentro pelirrojo y mulato dio positivo por efedrina -adujo que tomó unas pastillas para el asma-, tras el partido contra Polonia, pero no fue sancionado por la FIFA.

La sanción se la impuso el dictador Jean Claude Duvalier, que dos días después le reclamó de vuelta al país antillano: la policía haitiana le sacó a golpes del hotel a la vista de la prensa internacional, le introdujo en un automóvil y le llevó al aeropuerto, de vuelta a su país para rendir explicaciones.

Cuatro años después, fue el escocés Willy Johnstone el que dio positivo por fencamfamina -recuperador de la fatiga- tras el partido contra Perú del Mundial de Argentina'78. El habilidoso extremo no tenía que pasar el control en un principio, pero Archie Gemmill, quien debía hacerlo, estaba severamente deshidratado.

Johnstone dio positivo y sus excusas ("no pude doparme porque jugué el peor partido de mi carrera internacional", dijo) no fueron suficientes ni para la federación escocesa, que lo envió de vuelta al Reino Unido.

Un español, el barcelonista Ramón María Calderé, fue el protagonista del tercer caso de la historia de los Mundiales, al dar positivo por efedrina durante el Mundial de México'86. Un jarabe que tomó con prescripción médica de la FIFA fue el causante, por lo que demostrada la inocencia del jugador, la sanción quedó en un partido de suspensión y una multa de 25.000 francos suizos (unos 9.000 euros actuales) a la Federación Española, por no habérselo administrado 72 horas antes del partido frente a Irlanda de Norte, dentro del plazo indicado.

Pero, si hay un control antidopaje recordado ese es el de Diego Armando Maradona, positivo por cinco sustancias derivadas de la efedrina, tras el encuentro contra Nigeria del Mundial de Estados Unidos'94. Expulsado del Mundial y suspendido durante 15 meses, aquel fue el último encuentro del "Pelusa" con la Albiceleste.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Mundial Rusia 2018

Más contenido de tu interés