null: nullpx
Mundial Rusia 2018

Hasta con seis idiomas al interior del equipo, ¿cómo se comunican en la selección de Bélgica?

La complejidad social y política al interior de Bélgica se ve reflejada también en los futbolistas de su selección, que han unido a todo un país.
9 Jul 2018 – 04:47 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Diego A. Pinzón | Enviado especial

SAN PETERSBURGO, Rusia - Hay dos lenguajes universales: el del fútbol y el de la música. El primero debe primar por encima de cualquier otro cuando se trata de una selección de fútbol que está a las puertas de su primera final de una Copa del Mundo.

Cuando Bélgica salte a la cancha del Saint Petersburg Stadium este martes para enfrentar a Francia en la primera semifinal de Rusia 2018, habrán hasta seis idiomas diferentes entre los jugadores de los 'Diablos Rojos'. Francés, neerlandés y alemán son los idiomas oficiales de Bélgica, un país con una complejidad demográfica y sociopolítica tan amplia que se refleja en cada uno de los futbolistas de su selección.

Bélgica se divide en tres regiones: Flandes, Valonia y Bruselas, ciudad capital. Lo más interesante es que sus divisiones son por idioma.

La mayoría de la población belga habla neerlandés, gracias a que provienen de la región de Flandes en el norte del país, donde además también hay un dialecto flamenco que se deriva del neerlandés. En el resto del país, una gran parte habla francés que predomina en la región de Valonia, donde una pequeña porción de la población habla alemán. En Bruselas se habla tanto neerlandés como francés, por igual.

Las barreras lingüísticas y económicas entre Flandes y Valonia han generado roces entre ambas regiones durante siglos, incluso inculcando movimientos separatistas en Flandes en donde algunos sectores políticos se consideran más similares a los Países Bajos (comúnmente, Holanda) que a Valonia. Esta división de lenguas también está presente dentro de los integrantes del equipo nacional.

Por ejemplo, Kevin de Bruyne nació en Gante, una ciudad ubicada en Flandes, por ende habla neerlandés, mientras que Eden Hazard, proveniente de La Louvière en Valonia, habla francés. Así sucede con la mayoría del equipo, que al igual que en el resto del país, generalmente si hablas neerlandés no hablas francés, y viceversa.

Cargando Video...
Los históricos choques entre las dos selecciones más prometedoras del fútbol de Europa

De hecho, en 2014 se hizo famosa una misma conferencia de prensa ente Thomas Vermaelen y Axel Witsel, ya que ambos dieron declaraciones en dos idiomas diferentes: neerlandés y alemán, respectivamente.

Dentro de la selección también hay casos excepcionales como el de Romelu Lukaku, quien habla hasta seis idiomas: flamenco, francés, portugués, español, inglés e incluso suahili, gracias a su ascendencia congolesa. A la misma vez, el seleccionador del equipo, Roberto Martínez tiene el español como su primer idioma.

Teniendo en cuenta todas estas complejidades, ¿cómo se comunican entre sí en la selección belga?

De acuerdo con varias fuentes consultadas al interior de la selección, el inglés -a pesar de no ser oficial en Bélgica- es el predilecto para la comunicación entre jugadores y entrenador, sobretodo dentro del campo. Convenientemente, trece de los 23 convocados a esta Copa del Mundo juegan en la Premier League inglesa o en Escocia.

Cargando Video...
Hazard y el magnífico 'hat-trick' que marcó borracho al despedirse de Lille

La selección del inglés no fue algo dejado al azar. De hecho, es algo que se dio naturalmente entre los jugadores para evitar segregación al interior del equipo.

"El inglés es percibido como una especie de 'opción segura'", de acuerdo con la periodista belga de la BBC Suzanne Vanhootmissen, quien habla neerlandés. "Al usar el inglés como idioma común, organizaciones y ciertamente la selección nacional, no pueden ser acusadas de favorecer a los neerlandeses o los franceses por encima de los demás, generando divisiones lingüísticas".

Mantener un solo idioma para todo el equipo es crucial para la selección de Bélgica, ya que las divisiones internas en el país han generado que la gente de la región de Flandes muchas veces se identifique así mismos como flamencos, antes que belgas. Además, el llegar a semifinales de la Copa del Mundo en Rusia ha despertado un sentido de apropiación por la selección en Bélgica, independientemente de las divisiones políticas y lingüísticas.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Mundial Rusia 2018BélgicaFrancia

Más contenido de tu interés