null: nullpx
Mundial Rusia 2018

El fax que salvó al Real Madrid de fichar a De Gea

El arquero internacional de España no llegó al equipo blanco por un retraso burocrático. Hoy muchos madridistas se alegran tras su mal debut en el Mundial
16 Jun 2018 – 10:56 AM EDT

En 2014 el Real Madrid fichó a Keylor Navas por 10 millones de euros procedente del Levante. El portero costarricense fue la estrella del equipo de la Comunidad Valenciana durante los dos últimos años de los tres que militó en dicho club. El Real Madrid buscaba un portero potente para competir con Iker Casillas la titularidad. El meta madrileño estaba muy cuestionado en el club en aquella época por sus problemas con Mourinho. Finalmente, acabó por abandonar el club en el verano del 2015.

Keylor sólo disputó 11 partidos en su primer año en el Real y nunca fue capaz de cuestionar la titularidad de Iker. Sin embargo, la marcha del portero titular precipitó la búsqueda de un cancerbero, debido a que buena parte de la directiva (con Florentino como promotor) tenía serias dudas sobre el nivel futbolístico de Navas. Todo el verano giró alrededor de un nombre propio: David De Gea (que tenía 24 años por aquella fecha). Eso sí, el Manchester United, entrenado entonces por Van Gaal, se cerró en banda para negociar, exigiendo cantidades fuera de mercado. La oferta del Real Madrid era clara: 30 Millones de euros más Keylor Navas.

Faltaba un solo día para que el mercado español cerrara el plazo para inscribir nuevos futbolistas para la temporada 2015-2016. Al medio día el Manchester United accedió a negociar. Las condiciones eran las siguientes: 30 millones de euros por De Gea y la Operación Keylor Navas se ejecutaría aparte de esta operación. El real Madrid accedió y se apresuró a llamar a Keylor y su agente que no querían irse. El United le puso 4,5 millones de euros en la mesa por temporada, cuando en el Real Madrid ganaba algo más de dos millones. Aceptó a regañadientes, pero sabía que el club blanco no le quería.

Mientras tanto, la directiva de Manchester United debía enviar el contrato para que el Real Madrid pudiera inscribir a De Gea en al LFP (Liga de Fútbol Profesional). El fax llegó con la documentación necesaria a las 00:32 horas. Es decir, 32 minutos fuera de plazo. La LFP no autorizó el fichaje por estar fuera de plazo.

Keylor Navas estaba en el aeropuerto para irse a Inglaterra a conocer las instalaciones. Nunca tomó ese avión. Su agente le avisó de que se paraba todo. Cuentan que comenzó a llorar desconsoladamente con un sentimiento a medias entre rabia y emoción. Tenía la oportunidad de demostrar quién realmente era. Y vaya si lo hizo, con Champions, Liga, Mundiales de club… mediante.

Ayer De Gea fue el culpable de que España no ganara a Portugal. En la Champions fue el culpable de que el Manchester United no tuviera más fortuna. Y en su club de procedencia, el Atlético de Madrid, celebraron su salida por la caja que había dejado: 25 millones de euros por un portero que generaba muchas dudas. Su afición aún le recuerda que él no es de los suyos. Va camino de que la afición de España piense lo mismo.

En el Real Madrid muchos estarán pensando… Menos mal que no le fichamos… Y menos mal que está Keylor. Lo que es la via.


Más contenido de tu interés