null: nullpx
Mundial Rusia 2018

Editorial: Cuatro años de espera... lo que se viene en el Mundial

La máxima fiesta del fútbol Mundial trae consigo miles de historias secundarias con las que los países, futbolistas, entrenadores, Federaciones y aficiones sueñan con desquitarse o hacerse todavía más grandes
12 Jun 2018 – 2:59 PM EDT

Cuatro años esperando con doce meses cada uno. Cuatro bloques de cuatro por cada año con torneos significativos de por medio.

1, 2, 3 y 4

Cristiano Ronaldo y Messi buscarán engrandecer su particular duelo individual entre ambos. Si alguno de ellos gana un Mundial tendremos que decir que fue el mejor de todos los tiempos. Portugal busca una Copa del Mundo tras conseguir el Europeo. Eso catapultaría a Cristiano. Argentina lleva dos Mundiales ganados y si Messi les hace tres veces campeón, entonces sí, no habrá dudas sobre quién fue mejor, ¿Cristiano o Messsi? Con Neymar en el horizonte de ambos se abre el hueco del cuatro para Salah. Ellos son los nombres propios de este Mundial.

5, 6, 7 u 8

Llevar cinco estrellas en la camiseta significa que has hecho esas tantas veces Historia en el mundo del fútbol. Se dice pronto… Todo eso no le valió de nada a Brasil en ´su´ Mundial. Buscaban seis insignias estelares y le cayeron siete goles en su propia casa y contra Alemania que, a la postre, fue campeona del Mundo. Esa lección les tiene que recordar a las ocho selecciones con estrella o estrellas que de nada sirve el recuerdo, por mucho que estén pegadas al corazón de los futbolistas. Todo lo que Brasil, Alemania, Italia, Argentina, Uruguay, Inglaterra, Francia y España consiguieron en el pasado, es secundario. El Mundial empieza hoy.

9, 10, 11 y 12

A México le falta jugar un Mundial con el que demostrar al Mundo que son temibles. En estos últimos amistosos la carencia de un nueve les ha privado de mejores resultados. Les falta gol. En el Mundial anterior quedaron en la posición diez. Osorio, su entrenador, llega un tanto criticado tras las muchas rotaciones de sus diferentes alineaciones. No da con un once tipo. La afición está llamada a convertirse el jugador número doce aunque llega un poco descreída a Rusia. Veremos si frenando a Alemania en el primer partido recuperan la fe.


RELACIONADOS:Mundial Rusia 2018

Más contenido de tu interés