null: nullpx
Mundial Rusia 2018

Día 7 | Izmaylovo: el lugar de cuentos de hadas, zares y… souvenirs

El mercado de Izmaylovo está ubicado en la tierra de los antiguos zares rusos y es el mejor lugar para comprar souvenirs para los visitantes.
20 Jun 2018 – 3:14 PM EDT

Izmaylovo es una legendaria tierra cuyos orígenes se remontan a finales del siglo XV y que fue la cuna de la familia Romanov, que gobernó Rusia durante tres siglos hasta la revolución de 1917.

Su kremlin es un centro de cultura y entretenimiento y la arquitectura de este icónico distrito mezcla estilos previos a la época de Pedro el Grande e inspiración de dibujos de los cuentos de hadas rusos.

Uno de los grandes atractivos de Izmaylovo es su mercado, de lo más parecido que se puede encontrar a uno latinoamericano, con incontables artículos emblématicos de Rusia en todas sus épocas.

Para llegar, como a la mayor parte de Moscú, el metro es la mejor opción, con destino a la estación Partizanskaya de la línea 3, que queda a solo unos pasos del mercado.

Tan pronto nos acercamos ahí, nos llamó la atención la cantidad de visitantes latinoamericanos fácilmente reconocibles por llevar las playeras de sus selecciones. El mercado de Izmaylovo tiene pasillos relativamente estrechos, puestos de venta de madera y toda clase de chácharas, como diríamos en México.

Izmaylovo es el lugar ideal para llevarse todos los souvenirs de la visita a Rusia. Y es que en cada puesto es imposible no quedarse al menos a mirar por un minuto.

Hay toda clase de matrioshkas, desde las tradicionales de mujeres rusas hasta de animales, jefes de estado y, ahora con la fiebre mundialista, de selecciones nacionales encabezadas por sus principales estrellas.

Donde el primo de un amigo se detuvo, embobado por su belleza, fue con unas muñecas de la era de los zares rusos y hasta ganas le dieron de tener una hija para comprarle una.

Naturalmente, también hay artículos oficiales de la Copa del Mundo y billetes y monedas históricas de Rusia, incluida la edición especial del papel de 100 rublos que se lanzó con motivo de Rusia 2018 y el de los Juegos Olímpicos de invierno de Sochi 2018.

Pero si hay algo que llama poderosamente la atención es la inmensa cantidad de parafernalia de la época de la Unión Soviética, desde matrioshkas de Lenin y Stalin, carteles, gorras de generales del Ejército Rojo y ropa, por mencionar solo algunos artículos. Comprobamos nuevamente que Rusia no solo no reniega de su época comunista del siglo pasado, sino que incluso la demuestra con orgullo, como conscientes de que el pasado construye el presente.

Y como buen mercado, el área de comida es necesaria. Nada de cadenas de comida rápida: había un pasillo con asadores y era inevitable resistirse a la tentación de una brocheta de pollo por 450 rublos, unos siete dólares, con el extra de ser atendidos por una rusa que habla perfecto español, un oasis en medio del sufrimiento del occidental por el alfabeto cirílico.

El límite lo pone la cartera y el espacio en la maleta. Paradójicamente, ir a Izmaylovo es una de las mayores experiencias consumistas de Rusia.

RELACIONADOS:Mundial Rusia 2018

Más contenido de tu interés