null: nullpx
Mundial Rusia 2018

Día 17 | El fútbol llevado a niveles espaciales en Samara

El Museo del Espacio de Samara rinde un homenaje a la carrera por la conquista del espacio y al fútbol de la ciudad que se mantuvo cerrada al extranjero.
30 Jun 2018 – 12:57 PM EDT

SAMARA, Rusia.- El 12 de abril de 1961, el cosmonauta ruso Yuri Gagarin se convirtió en el primer hombre en llegar al espacio.

Su nave, la Vostok I, fue construida en la ciudad casi secreta de Kuybyshev, sede de la industria militar y de la entonces aún naciente carrera espacial soviética que dio el primer golpe de autoridad sobre su par estadounidense.

Si leyeron la entrega de ayer de Rusia Babilonia, recordarán que Kuybyshev fue el nombre que recibió Samara durante la mayor parte de la época de la Unión Soviética, específicamente de 1935 a 1991, con la separación de la URSS, cuando volvió a tener su nombre antiguo.

La actual Samara estaba cerrada a los extranjeros al poseer los secretos militares soviéticos en una época donde el poderío mundial se medía por el arsenal de los ejércitos y su capacidad de destrucción.

En honor a su industria espacial, en la ciudad se eleva una réplica a tamaño real de la nave Soyuz, de 68 metros de altura, que da la bienvenida al Museo del Espacio de Samara. El Soyuz puede llevar tres pasajeros y cargamento a la Estación Espacial Internacional, entre otras misiones.

La entrada al museo para los extranjeros es de 550 rublos, con un descuento de 50 para este Mundial al mostrar el Fan ID. El recorrido, cuando mucho, dura una hora, y en él pueden verse componentes de los cohetes rusos, alimentos espaciales e incluso los planes que tenía la URSS para colonizar la Luna.

Además, una sala se adaptó para este Mundial para homenajear al fútbol de Samara, desde su club emblema, el Krylia Sovetov, que en 2017 cumplió 75 años de historia y para este año dejó su Estadio Metallurg, ubicado en una zona de clase trabajadora, para mudarse a la moderna Cosmos Arena, precisamente la sede de esta Copa del Mundo.

Al Krylia Sovetov y a toda Samara les espera, al menos en los planes, una época de mayor apertura y reconocimiento internacional.

RELACIONADOS:Mundial Rusia 2018

Más contenido de tu interés