null: nullpx
Mundial Rusia 2018

De rebote y con angustia, México cayó goleado ante Suecia pero calificó a octavos tras el milagro de Corea del Sur

El Tri fue humillado en uno de los peores partidos del Tri que se recuerden en un Mundial; al final, sus dos victorias previas le dieron el pase.
27 Jun 2018 – 12:31 PM EDT

Y no, hoy ni fue el VAR ni la historia, ni nada más allá de lo extracancha. Suecia le puso un 0-3 en la frente al Tri que lo reubica en su realidad y que adormece toda esperanza de “cosas chingonas”, por más que pensemos en ellas.

De rebote, pero con el oxígeno que le dejó los triunfos frente a Alemania y Corea del Sur, el Tri calificó a octavos de final donde con mucha probabilidad se medirá a Brasil.

El Tri calificó y cumplió el primer objetivo; lo hace en gran parte por la debacle alemana que hoy perdió 2-0 con Corea del Sur en un resultado inimaginable hace apenas 15 días. Esa derrota dejó a Alemania con apenas tres unidades, por debajo de Suecia y de México.

Se fue el primer tiempo entre más angustias que realidades, pues Suecia con más trompicones que fútbol le puso ánimo a un partido en el que la psicología volvió a superar a un mexicano. Tristemente.

Carlos Vela tuvo la más clara de todo el partido y pero así la puso en órbita y a partir de ahí el nerviosismo se adueñó de todos.

Llegó el 0-0 al medio tiempo y desde ahí todo era ímpetu sin fútbol hasta que el primer golpe llegó cuando Augustinsson puso el 1-0 en un rebote que abrió la incertidumbre y todo lo que jamás había pasado por la mente del mexicano.

Vino el penal y el 2-0 de Granqvist hasta que el Tri se rompió y no pudo hacer más. Desde el banquillo, Juan Carlos Osorio lo intentó, con el ingreso de ‘Tecatito’ Corona, pero llegó el tercero con un autogol de Edson Álvarez que puso las cosas 3-0 como en aquel 1958 cuándo México era un equipo cercano a lo amateur.

Entonces nos encomendamos a Kazan y Corea del Sur lo hizo. Le puso dos a en la enfrente a Alemania y le dio el pase a Mexico como Segundo lugar de grupo, cuando tendría todo para hacer historia.

Hubo instante, como sucedió en aquella calificación a Brasil 2014 en Costa Rica, que los aficionados mexicanos estaban más al pendiente de otro partido en el que no estaba la selección mexicana; hoy no se cantaron goles del Tri, se vitorearon las anotaciones de Corea del Sur a Alemania.


Más contenido de tu interés