null: nullpx
Mundial Rusia 2018

¿De qué trata el escándalo del dopaje ruso y qué tanto benefició a su fútbol?

Desde Sochi, epicentro de uno de sus más negros episodios, hacemos un recuento del dopaje ruso y del rendimiento de su selección de fútbol en ese periodo.
25 Jun 2018 – 07:15 PM EDT

SOCHI, Rusia.- Desde hace dos años, el deporte ruso ha sido castigado severamente al demostrarse su sistema de dopaje a nivel del gobierno que incluso llegó a falsificar pruebas en los Juegos Olímpicos de invierno de 2014.

Un tema que se vuelve más delicado si consideramos que en la presente década Rusia ha recibido muchos eventos deportivos de alto nivel, donde el "plato fuerte" es precisamente el Mundial que se celebra en estos días.

Mientras en el atletismo fueron implacables con las trampas rusas, en el fútbol no hay castigos mayores, pese a que hay pruebas documentadas.

El 18 de julio de 2016, el abogado canadiense Richard McLaren publicó un informe independiente, solicitado por la Agencia Mundial Antidopaje, que concluyó que desde el gobierno ruso se hizo un sistema de suministro de sustancias prohibidas a sus atletas y se ocultaron y manipularon pruebas antidopaje en el periodo que comprende de 2011 a 2015.

Una de las partes medulares del informe McLaren fue en torno a los Juegos Olímpicos de invierno de 2014 celebrados aquí, en Sochi, donde se concluyó que el laboratorio de Moscú, que evaluó las pruebas de aquella justa, manipuló y cambió exámenes de deportistas rusos contaminadas por limpias.

El proceso fue ilustrado en el documental Icarus, ganador del Oscar hace apenas unos meses en su categoría, donde el exdirector del laboratorio antidopaje de Moscú, Grigory Rodchenkov, hoy exiliado en Estados Unidos, colaboró con su testimonio sobre el proceso de reemplazo de pruebas contaminadas por limpias.

Desde 2011 y más allá de hoy, Rusia ha albergado y albergara diversos eventos internacionales deportivos de alto nivel como los Campeonatos Mundiales de atletismo Moscú 2013, los de natación Kazán 2015, los de taekwondo Chelyabinsk 2015, la Universiada Mundial Kazán 2013, los Juegos Olímpicos de invierno Sochi 2014, la Copa Confederaciones 2017, el Mundial de fútbol 2018 y la Universiada Mundial de invierno Krasnoyarsk 2019.

Sin embargo, les fueron retirados los Campeonatos Mundiales de biatlón 2021 para los que Tyumen había ganado la sede y, además, Rusia quedó impedida de participar en los Juegos Olímpicos de invierno Pyeongchang 2018, la Federación Internacional de Asociaciones Atléticas (IAAF, por sus siglas en inglés) mantiene suspendida a Rusia y desde Río 2016 sus atletas deben competir como independientes y no bajo la bandera de su país.

El futbol no escapó del informe McLaren. El exministro de deportes de Rusia y expresidente del Comité Organizador del Mundial, Vitaly Mutko, fue relegado de ambas funciones al saberse que fue el operador principal del sistema de dopaje de estado. Además, de al menos 34 futbolistas rusos hay pruebas documentadas de dopajes, incluidos seleccionados nacionales y que habrían sido solapados por FIFA, según el Daily Mail del Reino Unido.

Uno de los 34 jugadores señalados y miembro de la selección rusa, Ruslan Kambolov, jugador del Rubin Kazán, quien habría dado positivo por dexametasona en el 2015 y quedó fuera del Mundial el mes pasado a causa de una lesión, según se anunció.

Sin embargo, a diferencia de sus pares de atletismo, halterofilia y gimnasia, entre otras, así como del Comité Olímpico Internacional, que han ejercido sanciones ya sea a nivel general o particular a deportistas rusos, la FIFA no ha ejercido ningún tipo de castigo y la presión hacia el país sede de este Mundial, ha sido menor.

El organismo rector del fútbol tuvo conocimiento de los casos tras la publicación de la segunda parte del informe McLaren, en diciembre de 2016, sin embargo, apenas el 22 de mayo, a tres semanas del inicio del Mundial, pasado concluyó las investigaciones y exoneró a Rusia al decir que no encontró pruebas suficientes para afirmar que los jugadores rusos que acudirán al Mundial violaron las normas antidopaje.

Rusia ganó la sede de la Copa del Mundo de 2018 y Copa Confederaciones de 2017 en el Congreso de la FIFA de 2010.

Sin embargo, a diferencia de su poder en otras disicplinas, la última actuación relevante de la selección rusa en un torneo mayor, es decir, Eurocopa, Confederaciones o Mundial, data de la Euro Austria-Suiza 2008, cuando llegaron a Semifinales. De hecho, Rusia no se logró clasificar a los dos Mundiales anteriores y en la Confederaciones del año pasado, en casa, se quedó en la fase de grupos.

La última vez que un equipo ruso se presentó en una Final de un evento de esa magnitud fue en la Euro Alemania 1988, aún como la URSS, que cayó en aquel partido 2-0 ante Holanda.

De hecho, la actual selección rusa es la primera que se clasifica a Octavos de Final de un Mundial desde la separación de la URSS, a inicios de los años 90.

Ahora Rusia tendrá que batallar para que su Mundial no quedé manchado por la falta de credibilidad en su deporte.

RELACIONADOS:Mundial Rusia 2018

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.