Mundial Rusia 2018

    Agotadas las entradas para Rusia 2018 en nueve de las once sedes del Mundial

    FIFA informó que ya no hay boletos para los partidos que se jugarán en Moscú, San Petersburgo, Kazán, Samara, Nizhni Nóvgorod, Sochi, Rostov, Kaliningrado y Yekaterimburgo.

    whatsappLogoOutline
    facebookLogoOutline
    twitterLogoOutline
    envelopeOutline

    Por:
    TUDN

    Boletos para Rusia 2018.

    Imagen Getty Images.
    Boletos para Rusia 2018.

    La FIFA colgó hoy el cartel de no hay billetes en nueve de las once ciudades que acogerán partidos del Mundial, con lo sólo quedan entradas para partidos en Volgogrado y Saransk.

    Publicidad

    Cientos de aficionados hicieron hoy cola para comprar entradas al abrirse la fase de venta física en los centros habilitados por la FIFA en las once sedes.

    A las pocas horas de abrir la FIFA colgó un cartel en el que informaba a los interesados de que ya no había boletos en Moscú, San Petersburgo, Kazán, Samara, Nizhni Nóvgorod, Sochi, Rostov, Kaliningrado y Yekaterimburgo.

    Poco después también se cayó de la lista Nizhni Nóvgorod, con lo que cada vez hay menos opciones para los hinchas que aún no han solicitado o adquirido su entrada.

    Según la web de la FIFA, aún quedan entradas para los partidos entre Inglaterra y Túnez; Nigeria e Islandia; Egipto y Arabia Saudí; y Japón y Polonia.

    Todos esos partidos se jugarán en Volgogrado, la antigua Stalingrado, que sólo acogerá encuentros de la primera fase.

    Sorprende el hecho de que los ingleses no hayan inundado la web de la FIFA de solicitudes, pero, según informó el Reino Unido, el número de aficionados de ese país que viajarán a Rusia será mucho menor que hace cuatro años debido a las tensiones bilaterales.

    Murtaza Ahmadi es un niño afgano que pasó a la historia del fútbol como una muestra de cómo la alegría de la infancia y del deporte pueden convertir una historia conmovedora en algo feliz.
    El niño, en ese entonces de seis años, quería sentirse como todo un futbolista y por eso su padre le regaló una playera hecha con una bolsa plástica.
    El pequeño Murtaza, que vivía en medio de la guerra de Afganistán, recibió ese regalo como el más preciado del mundo, con la alegría de soñarse como el propio Lionel Messi.
    Messi era el ídolo del niño afgano al que poco le importaba si el argentino tenía título en los Mundiales o Copas América. Para él, el argentino era una estrella brillante.
    Por eso, con su playera con el nombre de Messi, decidió salir y sentirse como esa figura que veía en la televisión, que con un balón le hacía soñar. Él ahora tenía su propia ilusión.
    Este pequeño, residente en el distrito de Jaghori, al este de la provincia de Ghazni en Afganistán, nunca imaginó que esa imagen viral le daría la vuelta al mundo, llegando a ojos de Messi.
    Conmovido, Messi le envió una playera original con su nombre y firma al pequeño fanático, cuyo sueño de plástico se hizo realidad: ahora incluso tenía un recuerdo de manos de su ídolo.
    Y no solo fue la playera de Argentina, sino que también tenía la de Barcelona con la que el atacante vivía sus mejores jornadas. Todo un sueño en su tierra.
    Sin embargo, para la familia Ahmadi no todo fue un sueño y las amenazas en contra del pequeño por parte de las mafias los obligaron a salir hacia Pakistán.
    A pesar de eso, Murtaza seguía en medio de un sueño que con la playera de su ídolo le daba felicidad.
    Lo que tampoco imaginaría el pequeño de seis años es que la playera no sería lo último que sabría d su héroe del fútbol.
    Murtaza Ahmadi fue invitado a compartir con Messi en un amistoso de Barcelona en Doha (Qatar) y junto al jugador caminó en la cancha previo al amistoso contra Al Ahli en diciembre de 2016.
    El pequeño, cuya historia de pobreza le había dado la vuelta al mundo por su felicidad gracias al fútbol, ahora estaba junto a la gran estrella, agarrado de su mano y en el centro de una cancha.
    Murtaza Ahmadi fue el niño afgano que mostró que ningún sueño es tan grande como la ilusión infantil, algo que en medio de su pobreza conmovió no solo al fútbol sino a todo el mundo.

    1 / 14
    Imagen Getty Images
    Murtaza Ahmadi es un niño afgano que pasó a la historia del fútbol como una muestra de cómo la alegría de la infancia y del deporte pueden convertir una historia conmovedora en algo feliz.

    En cuanto a Saransk, la ciudad más pequeña del torneo, ya sólo quedan asientos para el enfrentamiento del 28 de junio entre Panamá y Túnez.

    Pese a que el día amaneció con lluvia, en Moscú unas 200 personas abarrotaron desde primeras horas los accesos al centro de ventas en Moscú, donde se disputará el partido inaugural, una de las semifinales y la gran final.

    Algunos se personaron en las puertas del centro poco después de la medianoche, pues, según informó la prensa local, ya no quedan muchas entradas a la venta.

    Publicidad

    Lo mismo ocurrió en otros lugares como Sochi (mar Negro), donde debutará España contra Portugal el 15 de junio; San Petersburgo; el enclave de Kaliningrado o Samara.


    Video El Sabelotodo Mundialista: ¿Cuál ha sido el jugador que más goles ha anotado en un mismo Mundial?
    Te invitamos a participar en nuestra trivia y poner a prueba tus conocimientos sobre los mundiales de fútbol. Día a día lanzaremos una pregunta nueva. Si no sabes la respuesta, no te preocupes, nosotros te recordamos la historia.
    1:03 mins

    La FIFA pronosticó que los doce estadios de Rusia 2018 mostrarán un lleno a rebosar desde el partido inaugural entre Rusia y Arabia Saudí del 14 de junio.

    El máximo organismo del fútbol mundial puso a la venta el pasado 18 de abril más de un millón de entradas en la última ventana de ventas que concluirá el día de la final, el 15 de julio.

    Hasta el día hoy, en los centros de venta sólo se podían recoger los boletos antes adquiridos en la web oficial de la FIFA.

    Desde el 1 de junio nuevas oficinas de venta se habilitarán en los tres principales aeropuertos de la capital rusa (Domodédovo, Sheremétievo y Vnúkovo), al igual que en San Petersburgo, Kazán y Samara.

    Más de la mitad de las entradas ya repartidas -entre un millón y medio y dos millones- han sido adquiridas por aficionados rusos, seguidos por seguidores de países latinoamericanos como Argentina, México, Colombia o Perú, y otros como EEUU y China.

    Relacionados:
    En alianza con
    civicScienceLogo
    US