null: nullpx
Juegos Olímpicos

Ricardo Otero | ¿Mérito u obligación clasificar a JJOO para el beisbol?

La selección mexicana está muy cerca de llegar a Tokio 2020 con una fuerte inversión del gobierno.
11 Nov 2019 – 2:36 PM EST

La selección mexicana de beisbol está a solo unos pasos de conseguir una clasificación inédita y podríamos decir que hasta sorpresiva a los Juegos Olímpicos Tokio 2020, gracias a su participación en el torneo Premier 12.

Procedo a explicarles el largo e intrincado proceso para llegar a los Olímpicos en esta disciplina, que regresa al programa tras 12 años de ausencia, para entender el alcance de lo que sería este logro.

El “Tri” beisbolero avanzó con marca invicta en el Grupo A del Premier 12, donde derrotó a República Dominicana, Estados Unidos -dos rivales que en el papel tienen un beisbol superior al de México- y Holanda para instalarse en la Súper Ronda que se juega en estos momentos en Japón.

El sistema de competencia elimina los resultados previos contra los equipos que quedaron fuera, pero mantiene aquel contra la novena que sigue con vida y a la que se enfrentó. Por eso es que México llegó con marca de 1-0 y Estados Unidos de 0-1 a la Súper Ronda, gracias a la victoria de los aztecas por 8-2 en Guadalajara.

Además, al momento de esta publicación, ya ganó en su primer partido en el lejano oriente, al vencer en un tenso duelo de pitcheo por 2-0 a China Taipei, mientras que los estadounidenses perdieron 5-1 ante Corea del Sur.

¿Por qué es tan importante lo que haga Estados Unidos y no tanto el resto de los equipos que están en la Súper Ronda? El Premier 12 entrega dos boletos a Tokio 2020, pero que no son necesariamente para los primeros dos lugares del torneo, sino al mejor del bloque Asia/Oceanía -por los que siguen vivos Corea del Sur, China Taipei y Australia- y al mejor del continente americano.

En este caso, Japón, que también está en la Súper Ronda, ya tiene su pase olímpico por ser el país anfitrión de la justa.

El torneo de beisbol olímpico será de solo seis equipos. Además de Japón, también tiene su boleto Israel como ganador del clasificatorio de Europa y África que se celebró en septiembre y que, en el papel, luce como un rival menos complicado que cualquiera que llegue de América o de Asia.

Podemos decir que, de hecho, es más difícil clasificar a Juegos Olímpicos que ganar una medalla ya que se llegue ahí.

México tiene solo cuatro medallas olímpicas en deporte de conjunto: dos bronces en polo - París 1900 y Berlín 1936-, una disciplina que desde hace mucho tiempo ya no está en el programa olímpico; un bronce en el baloncesto de Berlín 1936 y el oro en el futbol de Londres 2012, todas en rama masculina.

La clasificación del beisbol a Tokio 2020 no es garantía de presea, pero vaya que acerca la posibilidad.

Tras el Premier 12 habrán cuatro equipos clasificados. Quedarán un torneo de las Américas con ocho equipos, que dará solo un boleto más y en el que estarán el que no avance esta semana entre México y Estados Unidos, además de países de tradición beisbolera como República Dominicana, Cuba, Venezuela, Puerto Rico y Canadá.

El último boleto saldrá de un clasificatorio intercontinental entre Holanda -segundo del torneo de África/Europa-, el segundo y tercero del torneo de las Américas, los dos mejores del Campeonato Asiático -sin contar a los clasificados por Premier 12 ni a Japón- y al ganador del Clasificatorio de Oceanía.

No avanzar por medio del Premier 12 enviaría a México a ese camino largo y sinuoso por la clasificación olímpica, al cual ya están sujetos potencias beisboleras.

Concretar la clasificación a Tokio 2020 justificaría una inversión de 350 millones de pesos que realizará este año el gobierno de México a través de la creación de la Oficina de la Presidencia para la Promoción y Desarrollo del Béisbol (Probeis), que surgió por orden directa del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El presupuesto de Probeis es del 20 por ciento que recibe completa la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), a la cual no está adscrita, pues reporta directamente a la Presidencia de la República.

Sobra decir que la Conade tiene que repartir todo su presupuesto, que en 2019 fue de mil 718 millones de pesos, entre programas de deporte masivo, escolar, becas y apoyos a deportistas de alto rendimiento y federaciones deportivas, entre otros. Hay 72 federaciones y mil 168 atletas y entrenadores que reciben una parte de esos recursos.

Ningún deporte recibe tanto dinero federal hoy en día como el beisbol en México. El objetivo primordial de Probeis a corto plazo es, precisamente, la clasificación a Tokio 2020.

Además, si bien no hay beisbol femenino en Juegos Olímpicos, sí hay softbol, disciplina a la que México ya clasificó y que le dio cupo para 15 deportistas. El deporte de la “pelota caliente” daría lugar para otros 24.

Históricamente, por México suelen clasificar entre 80 y 90 atletas de deportes individuales a Juegos Olímpicos, y de mantenerse esta tendencia, el beisbol y softbol agregarían 39 más, sin contar lo que puedan aportar selecciones de otras disciplinas de conjunto como el futbol, o el voleibol y el baloncesto, que lucen con menos posibilidades.

Sin embargo, tampoco podemos negar la desigualdad que hay hacia las demás disciplinas y en general hacia todo el deporte en México desde la perspectiva del gobierno. El presidente no ha ocultado en lo absoluto que el beisbol es uno de sus pasatiempos favoritos, pero el presupuesto de Conade es el más bajo que ha tenido el organismo en 11 años en términos nominales.

Si se mantiene el curso del Premier 12, México tendrá una delegación más numerosa de lo habitual en Tokio 2020. Habrá que aplaudir lo hecho con el beisbol, pero hagamos votos porque programas como Probeis se repliquen para otras disciplinas.

Porque, además, no habrá beisbol en París 2024.

Más contenido de tu interés