null: nullpx
Liga Campeones - CONCACAF

El capitán Michael Bradley dio la cara tras fallar el penalti decisivo que le dio el título a Chivas

Bradley destacó el orgullo desplegado por "un equipo de guerreros". Mientras que el arquero Alexander Bono calificó de “injusta” la derrota y lamentó las fallas frente al arco.
26 Abr 2018 – 02:41 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

GUADALAJARA, Jalisco – Toronto se plantó en el campo de Chivas con autoridad y logró lo que pocos pensaban, darle vuelta al adverso marcador del partido de ida en territorio canadiense, pero al final su descomunal partido en Guadalajara terminó en frustración al caer en penaltis en la final de la Liga de Campeones Concacaf.

Referentes del equipo Escarlata con Sebastián Giovinco, Jozy Altidore y Víctor Vázquez no quisieron hablar tras el doloroso descalabro, pero el capitán del club canadiense, Michael Bradley, con gran orgullo se paró frente a los micrófonos.

Loading
Cargando galería


“Decepcionado, pero muy, muy orgulloso (del equipo)”, comenzó diciendo Bradley. “Un equipo lleno de guerreros que se partió el alma esta noche.

“Sería fácil hacer excusas. Durante todo el torneo, nosotros siempre seguimos compitiendo, jugando, sin miedo.

“Y en los momentos más grandes, como dije, nosotros fuimos tras ellos. Es todo lo que puedes pedir”.

El capitán de Toronto que fue habilitado como central para la gran final, fue quien terminó volando el penalti decisivo que le dio el título al club tapatío.


Bradley describió como es patear un penalti en el cual de no meterlo tu equipo perderá inevitablemente, como le sucedió a otros grandes como Roberto Baggio.

“Tienes una idea de cómo lo vas a patear. Habiendo visto a donde se tiraba el portero en los otros penaltis, y desde que analizamos video, quise poner el balón en el ángulo superior. Pero no fue”, explicó el también icono de la selección estadounidense.


Sin embargo, mas allá de quedarse tan cerca de la gloria y al final con las manos vacías, Bradley hizo nuevamente alusión al amor propio, el orgullo y las agallas con que jugó el conjunto canadiense.

Jugamos con (“ganas”) y valentía, orgullo por nosotros, nuestro club, nuestra ciudad.

“Y desafortunadamente al final uno tiene que perder, así funciona en el máximo nivel”.

Cargando Video...
Alan Pulido intenta una copia de su golazo en la ida y casi le sale


En 2016, Toronto perdió la final de la MLS Cup en penales ante Seattle Sounders, pero en 2017 regresaron, arrasaron con la liga y vencieron al cuadro de Cascadia en una reedición de la final. Y de acuerdo a Bradley, no piensan dejar que esta enorme decepción los detenga, al igual que tampoco lo hizo la final de hace un par de temporadas.

Usaremos esto para tener aún más determinación. Y asegurarnos de seguir en el camino en que estamos”.

Otras de las piezas claves de Toronto, sobre todo en las series de cuartos de final y la semifinal ante Tigres y América respectivamente, fue el arquero Alexander Bono.

El guardameta manifestó igualmente la decepción que sentía todo el grupo por no conseguir el objetivo trazado y también le adjudico la derrota al volado que son los penaltis y lo injustos que puedes llegar a ser.

Cargando Video...
Cota salva a Chivas del tercero en un remate franco


“Llegando a los penaltis, sabes que es 50/50, y hoy no estuvo de nuestro lado”, comentó Bono.

Queríamos venir aquí y ser el primer equipo en levantar la copa de la Liga de Campeones Concacaf. Y obviamente estamos masivamente decepcionados.

“Así es como es el juego, es injusto a veces, se siente el dolor”.

Además, el guardameta lamentó que no pudieron definir el título durante los 90 minutos de la gran final, ya que tuvieron las oportunidades suficientes para haber liquidado al rebaño sagrado.

“Tuvimos muchas chances de ganar este partido, de ganar esta serie. Es desafortunado que tuvo que irse hasta los penaltis, pero así es la vida, y así es el fútbol”.


Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Liga Campeones - CONCACAFToronto FCGuadalajaraMLS

Más contenido de tu interés