null: nullpx

Elcock, Cuauhtémoc y la lesión; la historia más recordada entre el Tri y TyT

El 8 de octubre del 2000, una artera entrada del jugador trinitario le rompió la rodilla al ídolo mexicano.
27 Mar 2017 – 4:00 AM EDT

Por Omar Carrillo
@OmarCarrilloHH

Si la historia entre Costa Rica y el Tri que más se recuerda, en el imaginario colectivo futbolístico mexicano, es el Aztecazo con Trinidad y Tobago es también otra tragedia, pero de otro color, la que se viene de inmediato a la memoria.

Y casualmente, ambas ocurrieron en las mismas eliminatorias; rumbo a Corea-Japón 2002 y una se ligó con la otra, y combinadas casi hacen que México no acudiera a la cita mundialista.

Ancil Elcock pasó a ser el enemigo público del fútbol mexicano el 8 de octubre del 2000 por una artera entrada, con lesión incluida, sobre Cuauhtémoc Blanco en el Estadio Azteca.


El futbolista de Trinidad y Tobago se paró ante el Tri en un juego rumbo a la Copa del Mundo y quebró a Blanco -de muy fea manera- que era entonces jugador del Valladolid de España y la máxima figura del fútbol mexicano.

Fue una jugada innecesaria cuando no de otro partido de fútbol. El Tri ya ganaba fácilmente 6-0 aquel duelo (el marcador final fue 7-0) cuando Blanco y Elcock se enfrentaron en el área caribeña a los 76 minutos.

El mexicano llevaba ya un par de goles ese día e intentó un recorte sobre Ancil, pero éste lo recibió con los tacos justo en la rodilla, la cual se le dobló hacia adentro en una imagen horrorosa.


Blanco estuvo fuera de las canchas ocho meses, perdió algo de velocidad y potencia en las piernas, pero su fútbol quedó intacto.

Pero mientras eso ocurría, el Tri debió sufrir lo indecible sin su toque, su talento y su liderazgo.

Sólo cuatro de los primeros 15 puntos del hexagonal final se consiguieron. Luego el Tri, ligó cuatro encuentros consecutivos cayendo de muy mala manera.

Un amistoso ante Inglaterra y sus tres enfrentamientos de Copa Confederaciones frente a Australia, Francia y Corea. Todo en el 2001.

Luego vino el inesperado Aztecazo ante Costa Rica, la segunda tragedia en esa eliminatoria. Y unos días más tarde, la destitución de Enrique Meza del banquillo del Tri tras caer con Honduras en suelo catracho.

Tras sufrir enormidades y coincidiendo con el regreso de Cuauhtémoc a las canchas, México -ya bajo el mando de Javier Aqguirre- logró sacar 13 de los últimos 15 puntos de la eliminatoria.

Pero el boleto a Corea-Japón, solo se conquistó en el último partido el 11 de noviembre del 2001.

México venció 3-1 a Honduras en el Estadio Azteca. Cuauhtémoc tuvo -cómo no- una estupenda actuación y anotó dos goles, y dio la asistencia para el tercero.

Con el tiempo Blanco se volvió una leyenda en el fútbol mexicano. Elcock y aquella lesión, aunque en sentido contrario, también.

Más contenido de tu interés