null: nullpx
Veracruz

Tiburones Rojos ahora sí con las horas contadas tras empatar con Santos

Un ex Veracruz como Julio Furch pidió perdón a la afición jarocha por un gol que es clavo en el ataúd del 'Tibu'.
9 Mar 2019 – 9:57 PM EST

Robert Dante Siboldi se vio las caras contra el equipo que sacó campeón de Liga MX en el Luis de la Fuente mandando a la banca a su goleador Christian 'Polaco' Menéndez.

El experimento parecía dar resultado cuando los Tiburones Rojos del Veracruz hicieron el 1-0 tras una asistencia del colombiano Jefferson Murillo por izquierda para el cierre de pinza del chileno Bryan Carrasco por derecha. Se trató de un error defensivo de Santos Laguna, primero de José Abella y luego de Gerardo Arteaga.

La escuadra de Salvador Reyes exhibió una falta de control de medio campo, ya que el chileno Diego Valadés, quien carece de oficio defensivo, dejaba solo a José Juan Vázquez en círculo central.


Sin embargo, los laguneros tienen 'punch' adelante y el goleador argentino Julio Furch ocasionó una clara de gol para su compatriota Marcelo Correa a los 24 minutos. Sebastián Jurado rechazó bien pero el balón cayó para Furch, quien no perdonó en el 1-1. No celebró por respeto a su ex equipo.

En fotos: Veracruz anota dos goles pero no puede vencer a Santos Laguna

Loading
Cargando galería


Para la segunda parte el juego se rompió en medio campo. Tanto Veracruz como Santos dispusieron ocasiones para el 2-1, mas fueron los visitantes los que materializaron la ventaja con un tanto de Correa venciendo a Jurado por abajo.

Los Tiburones finalmente parecían hundidos, pero Siboldi ingresó al 'Polaco' Menéndez buscando una reacción. A diez minutos del final el robusto delantero argentino bajó a tierra un balón aéreo conectado por Diego 'Puma' Chávez, cuyo disparo dejó parado a Jonathan Orozco.

Menéndez todavía tuvo la suya al filo de los 90. Su remate estuvo a punto de cruzar la línea de gol, pero Orozco se contorsionó sobre el césped y alcanzó a sacar aquello que los jarochos cantaban como el 3-2. Siboldi desde el banquillo no podía creerlo.

Cuando Jorge Isaac Rojas silbó el final del partido la única certidumbre en el Puerto es que las horas del Veracruz con vida en Liga MX están contadas.

RELACIONADOS:VeracruzSantos

Más contenido de tu interés