null: nullpx
FIFA Mundial de Clubes

Inter Porto Alegre se disfrazó de Real Madrid para ganar al Barça

Fabián Vargas contó cómo los jugadores del Inter generaron desconfianza previo a la final del Mundial de Clubes.
13 May 2020 – 07:00 PM EDT

Internacional de Brasil dio en 2006 la gran sorpresa en la final del Mundial de Clubes tras vencer 1-0 a un Barcelona donde brillaban figuras como Rafa Márquez, Ronaldinho, Xavi, Deco, Andrés Iniesta y muchos más

Sin embargo, lo que pocos saben es que esa derrota se generó gracias a un entrenamiento desastroso del equipo brasileño el día previo a la gran final contra el club catalán, que venía de golear al América. Pese a ello, logró salir victorioso.


“Ellos habían jugado la final contra el América de México y le habían dado un baile. Creo que le ganaron 4-0. Me acuerdo que viendo el resumen de ese partido, en el análisis que hace uno previo del rival, veíamos a Ronaldinho haciendo pases de tacón, con la espalda, con la cola… ese tipo estaba inspirado y obviamente eso genera una desconfianza a quien lo va enfrentar que en este caso éramos nosotros”, relató en exclusiva TUDN Fabián Vargas, jugador colombiano que disputó todo el segundo tiempo de ese partido.

“Para colmo, el entrenamiento del día previo a esa final fue un desastre… fue desastroso. El técnico ya tenía pensado lo que iba a hacer, un equipo base para ser titular. Yo no estaba en el equipo inicialista, estaba con el suplente y le dimos un baile terrible al equipo titular. Y obviamente eso generó una desconfianza en el grupo porque, hasta ese entrenamiento, el técnico no parecía tener muy claro lo que quería hacer en el partido y generó mucho nerviosismo, tanto que los líderes de ese grupo lo notaron y decidieron hacer una reunión", añadió Vargas.

En ese partido, Barcelona fue el gran dominador, tanto así que terminó con 9 tiros al arco, siete más que su rival que apenas hizo dos disparos a puerta, pero los sudamericanos, que ese día jugaron de blanco, se supieron resguardar muy bien y concretaron en el momento justo.

“Otro caso curioso es que ellos pocas semanas antes habían enfrentado al Real Madrid y decidimos cambiar el uniforme. Nosotros jugábamos de rojo con blanco y para ese día jugamos todo de blanco. Esos tenía un significado y es entre la psiquis y otras cosas hacerlos sentir, no que estaban enfrentando a Internacional, sino a su máximo rival, el Madrid”, recordó el colombiano.

“Salimos al partido a comernos la cancha. El técnico luego planteó muy bien lo que quería hacer, creo que esa práctica tan mala le sirvió para ver los errores que había podido cometer durante el partido y antes de empezar el choque oficial se me acercó y me dijo: ‘Vas jugar el segundo tiempo. Apenas vayan 35 minutos empiezas a calentar porque vas de entrada al segundo tiempo para que estés mentalizado’. Efectivamente entré arrancando la segunda mitad”, dijo Vargas, ganador de 15 títulos a lo largo de su exitosa carrera.

Por si fuera poco, el gol del triunfo llegó acabando el partido y por un jugador que no le agradaba nada a la hinchada del Inter de Porto Alegre. A los 83 minutos, Iarley le ganó un balón a Carles Puyol en la mitad de la cancha y se la pasó al recién ingresado Adriano Gabiru, quien remató ante la salida de Víctor Valdés.

“El tercer cambio que hace el técnico ( Abel) fue meter a Gabiru, un jugador resistido que te puedo decir que lo odiaban los hinchas del Internacional y fue el que terminó dándoles el título más importante de la historia del club. Luego le sacaron pancartas pidiéndole perdón. Ellos no lo creían, los del Barcelona no lo creían”, concluyó el cafetalero.

Europa y Brasil son los grandes dominadores del Mundial de Clubes

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:FIFA Mundial de ClubesInternacionalBarcelonaFabián VargasRafael Márquez

Más contenido de tu interés