null: nullpx

Santos está mal, pero Djaniny ahora quiere ir a Rusia con Cabo Verde

El alto goleador de ébano proviene de unas islas frente a la costa occidental de África cuya selección puede calificar al Mundial.
2 Nov 2016 – 12:55 AM EDT

Son los tiburones azules de África. Colonizados por los portugueses, los habitantes de las islas de Cabo Verde apenas alcanzan el medio millón, son incluso menos que los habitantes de Islandia cuya selección sedujo a todo el mundo en la Euro. Cabo Verde es también el país del delantero estrella de Santos Laguna de Torreón, Djaniny Tavares.

La lengua de Djaniny es el portugués y antes de arribar a México junto al forcado Pedro Caixinha jugó para el Benfica de Lisboa y el Nacional de Madeira, cuna de Cristiano Ronaldo, que también es una isla. Según el sitio Transfermarkt, su ficha pasó de cotizar en meros 800 mil euros a hacerlo en más de dos millones. Todo gracias al título de Liga MX logrado contra viento y marea en el 2015 con los de la Comarca Lagunera. Un tiburón azul que nada en una Laguna.


A diferencia de la selección de las islas de Islandia, la selección de las islas de Cabo Verde debe recorrer un camino más cuesta arriba para llegar a Rusia. Si los vikingos pueden seguir con posibilidades de calificar a su primer mundial acabando en segundo lugar de grupo, los tiburones deben sí o sí terminar en primero del suyo donde está Senegal, cuya estrella es Sadio Mané del Liverpool de Jürgen Klopp.

De hecho, los tiburones azules arrancaron su primer juego perdiendo de visita ante los leones senegaleses. Entonces, Djaniny no pudo cruzar el Atlántico desde el Golfo de México hasta Dakar porque se hallaba operado de una pubalgia. Para el próximo eliminatorio en Praia, capital caboverdiana, frente a Burkina Faso, Tavares seguramente llegará si no volando, nadando.

Y es que él está ante una oportunidad única de convertir a su país en el más pequeño en haber calificado jamás a una Copa del Mundo de la FIFA. Uno de los grupos eliminatorios (son cinco, pasa el primero) quedó formado por Nigeria, Camerún y Argelia y eso ha hecho del resto grupos más abiertos para selecciones africanas con menos historia futbolística.

Si Djaniny llegó de la nada, o más bien surgió del mar, para conquistar una estrella en la Liga MX para los laguneros, hoy que la temporada de Santos está terminada puede decirse que su mente está del otro lado del charco: en Praia, para jugar con los tiburones azules y calificarlos a Rusia 2018.

Más contenido de tu interés