null: nullpx

¿Son las eliminatorias de Conmebol más difíciles que las de la UEFA?

El picnic de goles de CR7 con Portugal ante Andorra contrasta con la grave crisis de Chile en Sudamérica.
8 Oct 2016 – 8:00 PM EDT

Hay jornadas clasificatorias al mundial que parecen día de campo para selecciones como Portugal, Francia u Holanda. Los campeones de la Euro le anotaron seis a Andorra, los subcampeones le hicieron cuatro a Bulgaria en Saint-Denis y los tulipanes le convirtieron otros cuatro a Bielorrusia en Rotterdam.

Mientras, Argentina con figuras como Ángel Di María, Sergio ‘Kun’ Agüero y Gonzalo ‘Pipa’ Higuaín ha sido incapaz de ganar en sus visitas a Venezuela y Perú. Sin embargo, el caso del doble subcampeón de Copa América no es tan trágico como el caso del bicampeón, Chile, que cayó en Asunción y cayó en Quito. A diferencia de la UEFA, en la Conmebol ningún rival es demasiado pequeño e incluso Bolivia gana y quita puntos en La Paz.

La peligrosidad de las eliminatorias en Sudamérica reside en el formato ‘todos-contra-todos’ a visita recíproca. Quizás Francia y Holanda hayan quedado en el mismo grupo de la UEFA, y esto sea considerado mala fortuna, pero ni Francia ni Holanda se verán las caras con Alemania y otros pesos pesados: si uno de los dos termina segundo de grupo, jugará el repechaje contra selecciones de segunda línea como la República Checa, Dinamarca o Eslovenia.

En Europa las escuadras grandes son favorecidas siendo sembradas como cabezas de grupo. En Sudamérica, Brasil o Argentina tienen los mismos rivales que Chile y Uruguay en campos tan duros como Barranquilla, Atahualpa o el Héroes del Chaco. Por si fuera poco, jugar18 partidos como en Conmebol, y no diez como en la UEFA (los grupos son de seis selecciones), hace de las eliminatorias sudamericanas un camino lleno de altibajos donde nadie tiene garantizado nada: Ecuador ganó sus primeros cuatro encuentros y después cayó tres veces seguidas.

Sin embargo, y en defensa de la UEFA, podría decirse que la Conmebol entrega 4 boletos y medio a repartir entre diez selecciones mientras Europa da 13 cupos a repartir entre un sinnúmero de equipos. Allá el único modo de clasificar directo es ser primero; en Sudamérica clasifican directos los cuatro de arriba de la tabla.

Si son más difíciles que las clasificatorias de la UEFA o no, lo cierto es que las de la Conmebol son mucho más emocionantes: Uruguay, líder con 19 puntos, no puede dormirse en sus laureles a sabiendas de que las últimas dos veces que clasificó al mundial lo logró mediante el repechaje, pues terminó en quinto puesto. Ese mismo quinto puesto que ahora ocupa Argentina marca una diferencia de cuatro puntos respecto a los no-clasificados: Paraguay, Chile, Perú y Bolivia.

En la UEFA más o menos sabemos quién clasificará. En Conmebol, no. Por lo tanto, las eliminatorias sudamericanas, además de ser las más difíciles, también son las más apasionantes.

Publicidad