null: nullpx

Cinco aspectos que urgen mejorar por el bien de la Liga MX Femenil

La Liga MX Femenil está en desarrollo y a casi dos años de su aparición, hay aspectos que debe mejorar para tener un crecimiento que beneficie a sus jugadoras y aficionados.
8 Mar 2019 – 1:51 PM EST

A lo largo de los cuatro torneos de Liga Femenil MX ha quedado claro que solo para algunos clubes se empeñan por desarrollar un proyecto serio, pero a más de un aficionado le ha surgido la duda si esta iniciativa es perdurable.

La duda, tristemente, tiene sustento. Algún sector de dueños ha manifestado que no es rentable y basta ver que hace algunos días la Liga femenina de Colombia anunció su cierre en la modalidad profesional para convertirse en un certamen amateur.

Si el torneo mexicano no quiere pasar por esto en el corto o mediano plazo, hay cinco aspectos que urge atender.


Mejorar los salarios de las futbolistas

Una investigación del portal Referee.com reveló que mientras el salario anual promedio de una jugadora de la Liga de Francia es de 49 mil 782 d´ólares, el de una de la Liga MX Femenil es de 2 mil 184.

Es decir, de acuerdo al mercado laboral mexicano, el sueldo de una jugadora profesional de fútbol en México es equivalente al de un becario de una empresa. En promedio. Es por eso que buena parte de las futbolistas deben buscar una actividad alterna que les provea el ingreso suficiente para subsistir.

Una mejora salarial sustancial permitirá que más jugadoras se enfoquen 100 por ciento en el deporte y, con eso, mejore el espectáculo al público. Así ocurrió con el fútbol masculino hace ya varias décadas.


Mejorar los horarios de los partidos

Tan solo revisemos los horarios de la jornada que arranca hoy, la 12:

Un partido en viernes por la noche, solo dos el sábado -a las 11:00 AM y 12:00 PM- y el resto -cinco- el lunes, día laboral y, aunque tres de ellos ya se juegan de noche, el aficionado promedio en México no está acostumbrado a ir al estadio en ese día.

Es cuestión de gustos, por supuesto, pero me cuesta trabajo pensar que sean horarios atractivos para la mayoría de los aficionados al fútbol. Solo el partido de hoy, entre León y Querétaro "compite" con uno de la Jornada 10 de la Liga MX varonil -Veracruz vs. Santos-.

Por cierto, el León vs. Querétaro no será transmitido por televisión en México.

Entiendo que se quiera generar un horario diferenciado para que no se limite al aficionado a ver fútbol de hombres y mujeres, pero... ¿por qué los horarios menos atractivos son los de la Liga MX Femenil?


Eliminar el límite de edad

La Liga MX Femenil arrancó con un límite de edad de 23 años para sus jugadoras, con la excepción de cuatro refuerzos mayores, de las cuales solo dos pueden estar en el campo al mismo tiempo. Esa barrera sube cada año para evitar que sean forzadas a desertar, pero aún limita.

Por poner solo un ejemplo: Natalia Gómez Junco fue repatriada tras su paso por el fútbol de España, fichó por Tigres, pero a sus 26 años no puede aportar su experiencia de selección nacional y Ligas europeas -fue campeona en Islandia- al cuadro felino.

¿Realmente se necesita ese límite?


Abrirse a jugadoras mexicoamericanas

Es una contradicción que la Liga MX Femenil no acepte jugadoras mexicoamericanas en su plantel, pues tienen la nacionalidad mexicana y al haber jugado generalmente en universidades de Estados Unidos pueden enriquecer los torneos.

Ahora bien, en una segunda etapa, la Liga también debe abrirse a jugadoras extranjeras, pero con el ejemplo de su par masculino, para aprender de sus errores.


¿Abrir los estadios?

La mayoría de los equipos ha jugado en el estadio de su par masculino, pero no es una rutina. América ha jugado en el Azteca, pero suele ser local en las canchas de sus instalaciones de Coapa. Monterrey y Tigres sí juegan en el BBVA y en el Universitario, mientras Pumas solo juega en Cantera y no en el Olímpico Universitario.

Es difícil debatir que haya discriminación en este aspecto. ¿Por qué no juegan en el estadio principal siempre todos los equipos? Hay un poderoso aspecto: el económico. Abrir un estadio para un partido conlleva una serie de gastos de organización de decenas de miles de dólares por partido, que van desde el cuidado de la cancha y pasan por la seguridad y el consumo de energía eléctrica, entre muchos otros.

Pero entramos en la paradoja: al aficionado le es más atractivo ir al Azteca que a Coapa, donde tienen tribunas con capacidad solo para 2 mil personas.

Y no siempre van 53 mil, como en la Final del Apertura 2017 entre Monterrey y Tigres, un récord mundial para un partido de fútbol femenino de clubes.

Publicidad