null: nullpx
New England Patriots

Patriots, Jaguars, Eagles y Vikings llegaron lejos superando lesiones de jugadores clave

Los cuatro equipos que disputarán las finales de Conferencia en la AFC y NFC supieron sortear las bajas de algunas de sus estrellas.
19 Ene 2018 – 8:40 PM EST

La lista de jugadores que se perderán las Finales de Conferencia este fin de semana es casi tan impresionante como las alineaciones de los cuatro equipos participantes: Julian Edelman, Carson Wentz, Dalvin Cook, Dont'a Hightower, Allen Robinson, Sam Bradford, entre otros.

Después de la brutal temporada de la NFL que fue dejando en el camino a súperestrellas de la talla de Aaron Rodgers, Odell Beckham Jr., J.J. Watt, Richard Sherman, DeShaun Watson y Kam Chancellor, los últimos equipos que siguen en pie no sólo han superado la adversidad en el terreno -cómo olvidar el “Milagro en Minneapolis"- sino también las devastadoras lesiones de jugadores clave.

Carson Palmer se suma a la lista de las lesiones más devastadoras de esta temporada

Loading
Cargando galería


"Contamos con un equipo duro y resistente", declaró Chris Long, ala defensiva de los Philadelphia Eagles, líderes de la Conferencia Nacional, quienes perdieron a su quarterback Carson Wentz por una lesión de rodilla, jugador de segundo año y serio aspirante al premio de Jugador Más Valioso,.


Incluso antes de que la lesión de Wentz dejara al equipo en manos de su reemplazo Nick Foles, con el puesto titular rumbo a los playoffs, los Eagles perdieron al tacle izquierdo Jason Peters, nueve veces elegido al Pro Bowl, así como al linebacker Jordan Hicks, al versátil corredor y regresador de patadas Darren Sproles, y al capitán de equipos especiales Chris Maragos.


Aun así, Filadelfia sigue vivo y a 60 minutos de visitar Minneapolis para disputar el Super Bowl LII.

"Pienso que todo empieza arriba con Doug, porque él establece la pauta para ser resistente e incluso equilibrado", declaró Long sobre su entrenador en jefe Doug Pederson. "A fin de cuentas, tenemos un grupo de tipos rudos".


Lo mismo que los Minnesota Vikings, quienes tratan de llegar a su primer Super Bowl en más de cuatro décadas y de cumplir con el mantra ‘Bring it Home” (¡Traíganlo a Casa!) de su afición, al convertirse en el primer equipo de la NFL en sostener el partido por el título en su propio estadio.

Para ello se apoyan en Case Keenum, que irrumpió en la fiesta anual de playoffs de Tom Brady junto con el eterno suplente Foles y el quarterback de los Jacksonville Jaguars, Blake Bortles.

Juntos, los cuatro quarterbacks suman un total de cinco anillos de Super Bowl, dos premios al Jugador Más Valioso de la NFL y cuatro al Más Valioso del Super Bowl. Claro, Brady es el poseedor de todo eso.


Tal es el panorama de estos playoffs después de una temporada de dolor en que muchas superestrellas se fueron convirtiendo en meros espectadores con fracturas, roturas de ligamentos y desgarros musculares durante la campaña.


Keenum reemplazó a un lesionado Sam Bradford, que a su vez había sustituido a otro jugador lastimado, Teddy Bridgewater. Bradford, ahora de regreso en uniforme como suplente de Keenum, sufrió una seria lesión de rodilla en el primer mes de la campaña regular, lo mismo que el corredor novato Dalvin Cook, quien requirió una cirugía reconstructiva para reparar un desgarre de ligamento.


Los Patriots también parecen un grupo de guerreros. Avanzaron por séptima ocasión consecutiva a un partido por el campeonato de la Conferencia Americana pese a perder a Julian Edelman, el principal blanco de Brady, debido a un desgarre de ligamentos de rodilla en la pretemporada, y al linebacker Dont’a Hightower con una ruptura de músculo pectoral en noviembre.


El linebacker Kyle Van Noy asumió el rol de Hightower y se estableció como el tercer mejor del equipo con 73 tacleadas y segundo con cinco capturas y media pese a perderse tres de los últimos cinco juegos por una lesión de pantorrilla.

Van Noy se quedó apenas a media captura del máximo número de Hightower en su carrera, récord impuesto en 2014.


Los Jaguars son el más sano de los equipos restantes en playoffs. Sólo uno de sus jugadores titulares de inicio de temporada se encuentra fuera por lesión: el receptor abierto Allen Robinson, que sufrió un desgarre de ligamento de rodilla izquierda en el primer compromiso de Jacksonville de la campaña.


Cuatro meses después de haberse sometido a una cirugía reconstructiva, Robinson ahora viaja con el equipo, por lo que estará con sus compañeros el domingo en Nueva Inglaterra, fungiendo como mentor de un grupo inexperto de receptores.

Su ausencia en el ataque aéreo de Jacksonville creó un enorme hueco en la ofensiva. Marqise Lee y Allen Hurns trataron de asumir el rol, pero en algún momento también terminaron fuera por lesiones, lo que obligó a los novatos Keelan Cole y Dede Westbrook a asumir un mayor papel en el equipo.

Más contenido de tu interés