null: nullpx

El peleador de UFC Josh Samman falleció

Aunque se maneja una posible sobredosis, la causa de la muerte no ha sido determinada, se esperan los resultados de la autopsia.
6 Oct 2016 – 10:49 PM EDT

FLORIDA - Josh Samman falleció a los 28 años en Hollywood, Florida, después de estar siete días en coma.

La empresa UCc envió un mensaje para los allegados al peleador y un relato de su vida.

"El UFC envía su más sentido pésame a la familia y amigos de Josh Samman, quien falleció el 5 de octubre, a los 28 años de edad.

Una figura popular en el mundo de las artes marciales mixtas, querido en la comunidad no solo por sus habilidades como peleador sino también como escritor, Samman era accesible con los seguidores, así también como con sus colegas de los medios de comunicación. Tanto en el Octágono como en su vida, el natural de Tallahassee siempre estaba en busca de la próxima aventura.

Practicante de las artes marciales mixtas desde los 16, Samman tomó la ruta profesional en el año 2007 y aprendió rápido, ganando nueve de sus primeros 11 combates. Ese éxito le concedió un lugar en la temporada número 17 de The Ultimate Fighter, después de varios intentos previos para ser parte de la serie.

Samman was a writer for UFC.com. Read some of his work: Three-part series on UFC's Jeff Novitzky - Part 1, Part 2, Part 3 | Samman's Corner: Behind the Lines, Heavy Matters, Getting the call

En TUF 17, Samman ganó tres de sus cuatro combates, perdiendo solamente ante el eventual ganador Kelvin Gastelum en la instancia semifinal y, gracias a esa buena campaña, fue invitado a librar un combate en el UFC contra Kevin Casey en el evento de la final de la temporada el 13 de abril de 2013.

Samman ganó ese combate contra Casey, y dos más ante Eddie Gordon y Caio Magalhaes, recibiendo a la vez el premio a Desempeño de la Noche en ambas ocasiones, antes de sufrir derrotas consecutivas frente a Tamdan McCrory y Tim Boetsch en 2015-16, que llevaron su récord final como profesional a 12-5.

El combate con Gordon se destacó particularmente, no solo por haber sido uno de los nocauts más espectaculares de 2014, sino porque tuvo lugar el 6 de diciembre de ese año; día en que la novia de Samman, Hailey Bevis, quien falleció en un trágico accidente de auto en agosto de 2013, hubiera cumplido 24 años.

“Vi la fecha en el programa del UFC y me di cuenta de que no podía dejar pasar esa oportunidad y debía pelear en ese evento”, dijo después del combate.

Samman hizo una crónica de la relación en sus memorias publicadas en 2016: “The Housekeeper: Love, Death & Prizefighting”, un libro que demostró que el prometedor peso mediano era también un talentoso escritor con una historia que contar. Pero para él no solo se trataba de la historia de una vida.

“No es una autobiografía”, dijo a comienzos del año. “No es un libro que documenta mi vida de principio a fin. Son memorias, escritas con la intención de conectar con personas que están pasando por una experiencia similar en la vida”.

Samman no tuvo un camino fácil en el mundo de la pelea ni en su vida, pero afrontó cada batalla y tenía la esperanza de que, al compartir la historia de sus duros problemas, ayudaría a aquellos que peleaban con los mismos demonios que él.

“El libro trata de lo que concierne a los seres humanos”, dijo Samman. “Las cosas con las que tenemos que lidiar. Eventualmente todos tenemos que superar la pérdida de un ser querido. Todos lidiamos con las consecuencias de una adicción, ya sea propia o de un ser querido, o quien sea. Todos sufrimos inseguridades, rechazos y corazones rotos. Esta es mi historia.

Para mí, el propósito de la vida es experimentar el camino y compartirlo con la gente. De lo contrario, ¿para qué sirve?”.

Su habilidad para compartir su historia le hizo aún más querido para la familia, amigos, colegas del mundo de la pelea, así como también le ganó el cariño de gente completamente desconocida. Samman podía conectarse con la gente como pocos peleadores pueden hacerlo, y mantenía a los seguidores informados acerca de sus aventuras y sus puntos de vista interactuando a través de las redes sociales y publicando escritos en varios medios de comunicación, UFC.com entre ellos.

Samman era también un talentoso músico y compositor, y dirigía una exitosa organización de MMA amateur en Florida cuando no estaba en el gimnasio preparándose para un combate.

También visitó Camp Abilities en Brockport, New York, en medio de un campamento de entrenamiento para enfrentar a Boetsch, con el objetivo de trabajar con niños ciegos o con problemas en la vista.

“Sin duda, tengo momentos muy duros, con días buenos y malos, pero estoy sano y soy útil, y circunstancias como ésta me ayudan a mirar las cosas desde otra perspectiva”, explicó Samman.

“En el juego de la vida, a veces te toca una mala partida y tienes que ponerle la mejor onda. No quiero decir que estos niños tengan mayor o menor suerte que yo, porque todos debemos librar batallas en la vida, pero se trata de la perspectiva con que miramos las cosas y de asegurarse de que uno trata de rescatar lo mejor de cada situación. Aquí hay niños que no pueden ver, no pueden trasladarse sin un bastón o una guía y, así y todo, caminan sonrientes todo el día, riendo, jugando y llevando una vida feliz. Así que no es solo que ellos aprenden de mí, yo aprendo de ellos también”.

Aquellos que lo conocieron dirán que aprendieron mucho de Josh Samman, quien, con solo 28 años en el planeta, dejó una gran huella.

Se lo va a extrañar.

Según una declaración emitida el miércoles por su mánager, Gary Ibarra, la causa de la muerte aún no ha sido determinada. Se esperan los resultados de la autopsia"


RELACIONADOS:UFC

Más contenido de tu interés