¡Sin sorpresas! Los favoritos avanzan en el Australian Open