null: nullpx
New England Patriots

New England Patriots visitan a Donald Trump en la Casa Blanca

Trump felicitó a los Pats por ganar el Super Bowl LI y comparó la hazaña con su victoria en las elecciones presidenciales "fue un triunfo legendario".
19 Abr 2017 – 03:59 PM EDT
Reacciona
Comparte

Sin la presencia de Tom Brady, los New England Patriots visitaron el miércoles la Casa Blanca, un acto protocolario usualmente festivo que se vio ensombrecido por el suicidio de Aaron Hernández, exjugador del equipo que se quitó la vida en prisión.

Brady, el quarterback estelar de los Pats, avisó a la Casa Blanca que estaba lidiando con algunos "asuntos familiares" y no acudiría a la ceremonia con el presidente Donald Trump. Más de dos docenas de jugadores no participaron, algunos por motivos políticos.

Poco antes de la actividad, Brady publicó en Instagram una foto de sus padres, deseándoles un feliz aniversario.

Trump felicitó a los Patriots y destacó que "ningún equipo ha sido tan bueno, durante tanto tiempo".

"Fue un trabajo de equipo. Esa es la belleza de lo que hacen, ganan como equipo", dijo Trump, quien comparó la remontada de un déficit de 25 puntos contra los Atlanta Falcons en el Super Bowl LI con su propia victoria en las elecciones presidenciales. "Los expertos se equivocaron, ¿no es así? Dijeron que no podrían lograrlo".

Trump felicitó por nombre a varios jugadores, aunque no mencionó a Brady, cuya amistad sacó a relucir varias veces durante su campaña.

Un jugador que sí apareció sorpresivamente en una conferencia de prensa de la Casa Blanca antes de la ceremonia oficial: el tight end Rob Gronkowski asomó la cabeza por una muerta en la sala de prensa, mientras el secretario de prensa Sepan Spicer atendía a los medios.

Gronkowski preguntó en tono de broma a Spider si necesita ayuda, lo que arrancó algunas risas. Spicer, un fanático de los Patriots, respondió "creo que estoy bien. Pero gracias".

La actividad con Trump fue horas después que se divulgó la noticia de que Hernández, tight end de los Patriots entre 2010-12, se ahorcó en su celda de prisión. Hernández cumplía con una sentencia de cadena perpetua por un asesinato en 2013, y la semana pasada había sido exonerado de otros dos homicidios.

Un vocero de los Patriots dijo que el equipo estaba al tanto del deceso, pero no comentaría al respecto.

Trump tiene estrechos vínculos con los Patriots, ya que es amigo del dueño del equipo Bob Kraft y del entrenador Bill Belichicik. Brady también ha dicho que conoce al magnate de bienes raíces, y en 2015 el quarterback tenía en su casillero una gorra con el lema "Make America Great Again" de la campaña de Trump.

Kraft fue uno de al menos siete dueños de equipos de la NFL que donaron un millón de dólares cada uno al comité inaugural de Trump, según un nuevo informe sobre donativos.

"Es un honor para nosotros festejar lo que fue el campeonato que más disfrutamos, con un muy buen amigo y alguien cuya capacidad mental y fortaleza admiro mucho", dijo Kraft. El equipo entregó al presidente una camiseta con el número 45 y su apellido "Trump" en la espalda, además de un casco del Super Bowl.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:New England Patriots

Más contenido de tu interés