null: nullpx
NFL Draft

Los errores del Draft de la NFL: cuando los equipos quisieran tener una bola de cristal

El jueves se desarrollará la selección de talentos colegiales, en la que han habido errores históricos dignos de ser recordados
25 Abr 2017 – 01:26 AM EDT
Reacciona
Comparte
Aaron Rodgers, QB de los Packers, quería y pudo jugar para San Francisco. Crédito: AP

Por Luis Óscar Rosas y Ricardo Otero

Aaron Rodgers y los San Francisco 49ers se imponen a los New England Patriots en el Super Bowl XLVI, para darle el sexto título de la historia al equipo de la Bahía, el más ganador de la NFL empatado con los Pittsburgh Steelers.

¿Qué? ¿Se volvieron locos? Un poquito tal vez, pero esto pudo pasar. Por supuesto, es un ejercicio de imaginación, pero ver a la hoy gran estrella de Green Bay con los colores rojo y oro estuvo muy cerca de ocurrir.

En el Draft de 2005, el coach de los 49ers, Mike Nolan, dijo que Rodgers era un tipo arrogante y que no encajaría en su equipo. En lugar de Rodgers, San Francisco eligió como la selección global número uno a Alex Smith, quien llevó al equipo a la Final de la Conferencia Nacional de la temporada 2011-2012, donde cayeron en tiempo extra, en casa, ante los New York Giants, que dos semanas después se proclamaron campeones de la NFL.

En el mundo real, Aaron Rodgers fue campeón y MVP del Super Bowl justo un año antes, cuando los Green Bay Packers derrotaron a los Pittsburgh Steelers. Smith fue relegado a la banca en 2012 por Colin Kaepernick y fue transferido a Kansas City, donde ha sido competitivo, pero aún no ha logrado trascender.

Rodgers fue la selección global 24. Nació en Chico y creció en Ukiah, ambas poblaciones del norte de California y, como puede suponerse, era fan de los 49ers y estaba ilusionado con llegar a entrenar a Santa Clara. Era de casa. Pero Nolan dijo que era arrogante.

Es la magia del Draft. Elegir a un prospecto para entrar a la NFL siempre conlleva una dosis de suerte e incluso de instinto. Nadie se habría imaginado en 2000 que un tal Tom Brady, relegado hasta la sexta ronda, se convertiría en el primer quarterback que gana cinco Super Bowls.

Alguien en San Diego pensó en 2004 que Philip Rivers sería más rentable que Eli Manning, con todo y que su hermano Peyton ya estaba rompiendo la liga.

Una negociación fallida evitó que Brett Favre llegara a los Jets, y en 1991 ni siquiera se vislumbraba que jugaría para Green Bay.

Más de un gerente general, incluso los mejores, se habrán arrepentido de una decisión o de no tomarla, de dejar pasar a alguien que eventualmente se convirtió en una estrella o miembro del Salón de la Fama. A continuación, algunos de los errores del Draft más recordados.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:NFL Draft

Más contenido de tu interés