null: nullpx
New England Patriots

El Super Bowl en febrero, una herencia del 9/11

Los ataques terroristas de 2001 provocaron cambios en el calendario de la NFL que aún permanecen.
11 Sep 2019 – 7:11 AM EDT

La mañana del 11 de septiembre de 2001 cambió el panorama geopolítico mundial con los ataques terroristas consumados en las Torres Gemelas de Nueva York y el Pentágono, y el deporte no fue ajeno a los nuevos tiempos.

Para la NFL hubo un cambio que parece ser permanente y que surgió como consecuencia de aquel día.

La temporada arrancó el domingo 9 de septiembre, sin contratiempos, pero la Semana 2 fue suspendida tras los ataques de aquel martes.

Para no comprometer los compromisos de viaje de los equipos, que suelen estar pactados con meses de anticipación, se decidió reanudar la temporada con el calendario intacto de las Semanas 3 a la 17, mientras que los partidos que fueron suspendidos se jugaron el 6 y 7 de enero, cuando originalmente estaba programado que se jugara la Ronda de Comodines.

Los Playoffs se recorrieron una semana más, incluido el Super Bowl XXXVI, que finalmente se celebró el 3 de febrero de 2002, por primera vez después del mes de enero, en el Louisiana Superdome de Nueva Orleans.

Aquel duelo por el título de la NFL fue programado originalmente para el 27 de enero. No había semana de descanso pactada tras las Finales de Conferencia, por lo que la conclusión de la temporada necesariamente se vio desplazada al igual que todos los Playoffs.

Ese movimiento no fue nada sencillo para la Liga, pues el 3 de febrero estaba programada una convención de la Asociación Nacional de Vendedores de Autos en el Superdome. Fue hasta octubre que se llegó a un acuerdo que incluyó pagos y anuncios del evento en la transmisión de partidos.

Nueva Orleans tuvo la sede asegurada desde 1998, por lo que desde entonces cada detalle logístico se preparó en función de que el partido se celebrara el 27 de enero.

Aquel fue el primer campeonato de la dinastía de los New England Patriots, que vencieron 20-17 a los St. Louis Rams, donde incluyó un homenaje del grupo irlandés U2 a las víctimas de los ataques en el show de medio tiempo.

El Super Bowl XXXVII se jugó el 26 de enero de 2003, como estaba pactado desde que se le otorgó la sede al Raymond James Stadium de Tampa, pero a partir de la siguiente edición y aún hasta la fecha, hay una semana de descanso antes del duelo final de la temporada.

Eso llevó a que el Super Bowl se juegue a inicios de febrero, como ya se hizo costumbre.

Más contenido de tu interés