null: nullpx
Atlanta Falcons

Atlanta destrozó 44-21 a Green Bay y avanzó al Super Bowl LI

Los Falcons apalearon a los Packers con estupenda actuación de Matt Ryan que lideró a su equipo a su segundo Súper Tazón anotando cinco touchdowns.
23 Ene 2017 – 12:52 PM EST
Reacciona
Comparte
Former NFL player and sports broadcaster Terry Bradshaw interviews Atlanta Falcons' Matt Ryan (2) and Julio Jones after the NFL football NFC championship game against the Green Bay Packers, Sunday, Jan. 22, 2017, in Atlanta. The Falcons won 44-21 to advance to Super Bowl LI. (AP Photo/David Goldman) Crédito: AP-NFL

ATLANTA - En medio de un inmejorable ambiente en el Domo de Georgia, los Atlanta Falcons despedazaron 44-21 a los Green Bay Packers con una orquesta ofensiva comandada por la mejor versión de Matt Ryan, quien lideró a su equipo en la aplastante victoria para alcanzar el segundo Super Bowl de su historia.

Como si se tratara de una historieta, los Halcones despidieron el Georgia Dome - su casa los últimos 25 años- ya que a partir de la temporada 2017 se mudarán al nuevo Mercedes-Benz Stadium, con un espeluznante triunfo sobre los Empacadores del legendario Aaron Rodgers que para muchos llegaban como favoritos.

La afición de Atlanta se hizo sentir desde el primer momento que el ’12’ piso el emparrillado, siempre en desventaja, pues su contraparte ya había abierto el marcador con pase a Mohamed Sanu en una primera serie ofensiva de 13 jugadas, 80 yardas y anotación que duró seis minutos y medio.

Green Bay se acercó a zona de gol de campo pero Mason Crosby falló una patada de 41 yardas en lo que empezaba a asomarse como un mal augurio para los Packers. Si bien, los locales solo lograron irse 10-0 en su segundo ‘drive’ largo, se acabaron pronto el primer cuarto y ahí se desató la masacre.

Arrancando el segundo cuarto la joven defensiva de Atlanta mostró lo que se viviría este domingo. Frenó a Rodgers ejerciéndole presión, haciendo buenas coberturas y dejando en ceros a los Empacadores con un cambio de balón.

La jugada clave del encuentro fue ese ‘fumble’ al corredor de poder Aaron Ripkowski, con Green Bay tocando la puerta. La defensa no solo frenó el ataque de la visita sino que le robó el ovoide y se lo regresó a su quarterback para hacer más grande la ventaja.

Matt Ryan condujo otra buena serie ofensiva que él mismo coronó con una colada hasta la zona de anotación con un acarreo de 14 yardas que puso el marcador 17-0.

Luego de un par de series de ambos equipos sin producir puntos, Atlanta volvió a mover las cadenas por medio de su #2 y llegó hasta la zona roja donde Julio Jones consiguió otro touchdown para cerrar la primera mitad con una ventaja de 24 puntos sobre Green Bay.

Arrancando la segunda parte los Packers salieron del campo rápido con un tres y fuera, y entonces llegó la jugada grande del partido. Ryan buscó a su mejor hombre y Julio Jones respondió con una espectacular escapada de 73 yardas dejando sembrados a los profundos de Green Bay, en una muestra de poderío y agallas. 31-0 en el tercer cuarto.

Cargando Video...
Julio Jones humilló a Green Bay con un impresionante touchdown de 73 yardas

Pero Rodgers no vendería barata la derrota y en la siguiente ofensiva lo dejó claro. El #12 guió una enorme serie de 12 jugadas que culminó con touchdown de Davante Adams.

No obstante ‘Matty Ice’ salió determinado a ganar con un nivel impresionante y volvió a tirar un pase de anotación, su cuarto de la tarde para Freeman, para sentenciar la victoria. Atlanta se iba arriba 38-7.

Cargando Video...
Mira la descomunal recepción de Julio Jones entre dos defensivos

A-Rod se enfrascó en la batalla de anotaciones y, sin nada que perder, de nuevo montó un drive anotador para ‘acercarse’ logrando un pase de touchdown con Jordy Nelson y haciendo la conversión de dos puntos.

Los Falcons no iban a permitir otra remontada histórica y comenzando el cuarto periodo le pusieron el último clavo al ataúd de los Packers con una anotación terrestre de Tevin Coleman.

Todavía Rodgers siguió peleando hasta lo último y logró su tercer pase de touchdown encontrando a Jared Cook en las diagonales pero el tiempo ya no le alcanzaría para lograr una hazaña más a su prestigiosa carrera.

Matt Ryan ‘congeló’ el balón y amarró el triunfo de su vida para llegar al primer Super Bowl de su carrera. Su mejor cómplice fue, como siempre, Juio Jones de partidazo con 180 yardas y 2 TDs.

El mariscal de campo de Atlanta terminó con 27 completos de 38 envíos, 392 yardas, 4 touchdowns por aire más uno por tierra y el boleto al Super Bowl LI en Houston donde enfrentará a otra leyenda, entre Brady y Roethlisberger, quien gane el Patriots-Steelers de la NFC.

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés