null: nullpx
NFL Jugadores Hispanos

Kiko Alonso cumplió la promesa de reencontrarse con su origen latino

Ahora linebacker de Miami, estuvo en Puerto Rico y luego en Cali, donde nacieron sus padres.
13 Jul 2016 – 07:40 PM EDT

Kiko Alonso, jugador de origen latino, ahora linebacker de los Miami Dolphins, cumplió una promesa que hizo cuando apenas contaba con 10 años de edad, volver a la tierra donde nació su madre, donde pasó muchas veces sus vacaciones, comiendo lo que le gustaba, donde dice que lo malcriaron porque le daban todo lo que quería pero, sobre todo, donde encontró amigos inseparables que le regalaron momentos de intensa alegría, los caballos de la Hacienda Marañón Alto en Cali, Colombia.

Ahora con 25 años de edad y experiencia de 3 temporadas en la NFL, Alonso dice que necesitaba reencontrarse con Colombia, con sus orígenes, con las personas que llevan su sangre, como su padre Carlos, cubano criado en Puerto Rico y se madre Mónica, originaria de Cali.

La presencia de Kiko Alonso en la finca de sus ancestros, puede tomarse como un reencuentro para recuperar fuerza y ver a lo lejos un nuevo comienzo. En los últimos 2 años en la NFL se vio envuelto en lesiones que cortaron el tremendo arranque que tuvo como profesional.

A inicios de 2016 estuvo en San Juan, Puerto Rico donde pasó unas vacaciones con la familia de su padre y entendió sus raíces, al grado de querer vivir ahí para siempre.

Mientras tanto, volver a conectarse con su sangre latina, le servirá para buscar un mejor rendimiento con Miami Dolphins, equipo que califica como el más hispano en la NFL.


Su carrera como jugador tuvo un meteórico inicio con Buffalo Bills, equipo que lo seleccionó en la 2ª. Ronda del Draft de 2013. El egresado de Oregon jugó con intensidad, hizo 159 tackleadas combinadas, registró 2 capturas de quarterback e interceptó 4 pases, números suficientes para ser nombrado Novato Defensivo del Año.

Los 2 años siguientes fueron amargos debido a lesiones en las rodillas, incluso no vio acción en toda la temporada 2014. Los Bills lo cambiaron a Philadelphia donde jugaría para su coach en Oregon, Chip Kelly, pero otra lesión lo alejó la mayor parte de la campaña regular.

En 2016 los Eagles lo cambiaron a Miami junto con el esquinero Byron Maxwell. El movimiento le dio la posibilidad a los Dolphins de seleccionar a los tackles ofensivos Laremy Tunsil y Jack Conklin.

La historia de Kiko Alonso se sigue escribiendo en la NFL, los Dolphins tienen grandes planes para él, eso incluye nombrarlo linebacker central titular, responsabilidad para la que debe presentarse sano en el campo de entrenamiento (dice que lo está) y además con dominio pleno del sistema de juego, factor que llegará si su mente está limpia, situación que alcanzó al conectarse con sus raíces.


Más contenido de tu interés