null: nullpx
Los Angeles Lakers

Vanessa Bryant: "Dios tuvo que llevárselos para que estén juntos"

La esposa de Kobe Bryant dio un emotivo discurso en el servicio memorial de Kobe y Gianna.
24 Feb 2020 – 03:10 PM EST

LOS ANGELES- Vanessa Bryant dio un emotivo discurso en la ceremonia de adiós a su esposo Kobe y a su hija Gianna en el Staples Center, casa de los Lakers de Los Angeles, ante leyendas de la NBA, entrenadores, miembros de la franquicia y público que fue inspirado por el exjugador.

"Dios sabe que no podían estar el uno sin el otro en esta Tierra", dijo Vanessa. "Él tuvo que llevárselos para que estén juntos. Amor, cuida de nuestra Gigi."

Vanessa, casada con Kobe desde 2001, no se había presentado a dar declaraciones en persona desde el accidente que cobró la vida de su esposo y su hija el pasado 26 de enero, sino solamente a través de sus redes sociales.

Por momentos con la voz cortada y con lágrimas, habló de detalles que formaron parte de la intimidad de su familia.

"Era el esposo más asombroso", agregó. "Kobe me amo más de lo que nunca pude expresar o poner en palabras. Era fuego. Era hielo. Y viceversa algunas veces.... Era mi todo.

"Esperábamos envejecer juntos como en (la película) Diario de Una Pasión. Todavía recuerdo que me consiguió el vestido azul que usó Rachel McAdams. Soñábamos con ser los abuelos más divertidos."

Sobre Gianna, lamentó el futuro que no tendrá con ella.

"No tendré la oportunidad de enseñarle a manejar, no voy a tener la oportunidad de decirle que se ve hermosa en su día de bodas. No voy a tener la oportunidad de verla cambiar la historia del basquetbol femenil."

Al terminar su discurso, Vanessa bajó del escenario apoyada por Michael Jordan, quien fue la principal fuente de inspiración de Kobe Bryant en su carrera.

La fecha del servicio coincidió con los números que usaron Kobe y Gianna como jugadores.

RELACIONADOS:Los Angeles Lakers

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.