null: nullpx
Golden State Warriors

En medio de lesiones y con el adiós del Oracle Arena, Warriors buscan tomar ventaja en el Juego 3

El equipo de Golden State recibe a los Toronto Raptors en un estadio al que le dirán adiós definitivamente después de 47 años.
5 Jun 2019 – 8:42 AM EDT

Los Golde State Warriors ha tenido una fortaleza en su impresionante racha durante los últimos cinco años, donde han logrado llegar siempre a las Finales de la NBA y conseguido, hasta ahora, tres campeonatos. Ese fortín es el Oracle Arena, un lugar que se ha vuelto una pesadilla para toda la NBA y que, tras 47 años de historia, no seguirá siendo la casa de los pupilos de Steve Kerr.

Los dueños del equipo se han gastado 1.300.000 millones de dólares para construir el Chase Arena, que será totalmente de su propiedad. La nueva casa de los Warriors se abrirá oficialmente al inicio de la próxima temporada, rompiendo una unión que empezó en 1966: la de los Warriors con el Oracle Arena de Oakland.

Esto último sin duda se ha convertido en una motivación extra para los jugadores de los Warriors, quienes esperan despedirse levantando un nuevo trofeo de campeones y despedirse así de Oakland antes de mudarse a San Francisco.

No obstante, las lesiones se ha convertido en el ‘rival’ más temible de Golden State en estos Playoffs. K evin Durant sumará su octavo partido sin jugar tras lesionarse la pantorrilla en la segunda ronda, mientras que Andre Iguodala (también pantorrilla), Kevon Looney (clavícula) y Klay Thompson (isquiotibiales) también han padecido problemas de salud en esta serie.

Sin Thompson o con un Thompson golpeado, Toronto buscará seguri con la presión defensiva sobre Stephen Curry, aklgo que funcionó al final del Juego 2. Además, la ausencia de Looney significaría más minutos para Andrew Bogut y la necesidad de otro estilo de juego de DeMarcus Cousins, lo que nos abre otra clave.

El entrenador de los Raptors, Nick Nurse, dijo que todos habían trabajado sobre algunas cosas que no hicieron bien durante el segundo partido que perdieron (104-109) en su campo del Scotiabank Arena, de Toronto, y estaban listos para volver a tener la iniciativa dentro del campo.

"Hemos hecho un buen entrenamiento, pensando en las cosas que debemos realizar dentro y fuera de la pintura", explicó Nurse a los periodistas, a la vez que dijo que para nada le preocupaban los pronósticos ni el mundo de las apuestas que los daban como claros perdedores en su visita a Oakland. "Sabemos como trabajamos y estamos tranquilos".

Nurse es consciente que lo sucedido en el segundo partido solo les ha servido para trabajar en los errores y encontrar la manera de superarlos en el tercero, al margen de que sean el equipo visitante.


Más contenido de tu interés