¡Primer duelo ganado! San Francisco gana el volado