null: nullpx
Juegos Olímpicos

Vietnam y su consagración olímpica a 41 años de concluir su conflicto bélico

Xuan Vinh Hoang fue el encargado de darle al país asiático su primera medalla de oro olímpica en su historia.
6 Ago 2016 – 03:57 PM EDT
Reacciona
Comparte

Por Andrés Corona Zurita | @andrescorona

Hablar sobre Vietnam nos lleva inmediatamente a asociar al país asiático con una cruel guerra que marcó la historia del mundo contemporáneo. Las armas fueron durante décadas el tema de conversación con el que distintas generaciones crecieron; no había espacio para juegos cuando la vida dependía de refugiarse o combatir.

Al acabar la guerra contra los Estados Unidos, Vietnam intentó reconstruirse de sus heridas. En pocos espacios quedaba la opción de sonreírle al triunfo cuando una cruel guerra lo único que deja son derrotas en el alma,

Aún así, el deporte es uno de esos pequeños espacios donde la vida vuelve a cobrar sentido y donde la batalla final solo puede dejar la alegría de la competencia. Vietnam se perdió los Juegos Olímpicos de Montreal 1976, apenas un año después de su guerra. Reapareció en Moscú 1980 y como era de esperarse, no asistió al evento de Los Ángeles 1984. Aquella fue la última ocasión que dejaron de desfilar en una ceremonia de inauguración.

Vietnam no tenía gran historia deportiva. De hecho, hasta ese momento, no sabía lo que era subirse a un podio olímpico. Tras reaparecer en Seul 1988 y estar condenado a apariciones esporádicas y a mandar contados deportistas, el momento de obtener su primera medalla llegó en el año de Sidney 2000, bien decían que el nuevo milenio acarrearía nuevas esperanzas y distintos anhelos.

Australia le dio al valiente asiático una presea de plata. El destino quiso que esa medalla fuera en una competencia de fuerza y resistencia como lo es la halterofilia. Y si Vietnam es un orgulloso representante de Asia, su segunda medalla en su historia tenía que conquistarla en su continente, en esta ocasión, en Beijing 2008 nuevamente con una plata, pero ahora en el Tae-Kwn Do.

Xuan Vinh Hoang es el nombre que hoy marcó una historia inolvidable. Pronunciar su nombre no es sencillo, como la historia misma de Vietnam. Pero si hace 40 años la historia del país asiático se reconstruía entre el esfuerzo y las lágrimas de la guerra, hoy se cimbra con el llanto de la alegría que da un triunfo. Cosas que solo el olimpismo es capaz de sanar.

Fue en la mañana de Brasil, madrugada de Vietnam que Xuan Vinh Hoang logró que por vez primera en la historia, se escuchara el himno nacional de su país; es el primer oro en la historia de la nación asiática, conquistada en el tiro.

Con una puntuación de 202.5, Xuan Vinh Hoang le robó a Brasil su primera medalla de oro, la cual además, hubiera representado una enorme esperanza y alegría al país sede de los juegos. Fue una mínima ventaja la que alcanzó al competidor vietnamita para quedarse con la presea áurea en la prueba de pistola 10 metros.

Manos arriba, puños cerrados y una sonrisa apretada, dientes sobre los labios dando un mensaje de triunfo amarrado, como cuando quieres gritar tan alto y tan fuerte pero algo te detiene a hacerlo. Xuan Vinh Hoang despertó a Vietnam y en su décimo quinta participación en unos Juegos Olímpicos le dio al fin, su primera medalla de oro, tercera en su historia.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Juegos Olímpicos

Más contenido de tu interés