null: nullpx
Juegos Olímpicos

Tributo a los momentos dorados del olimpismo sudamericano que por fin recibe los Juegos

Sudamérica, que por primera vez recibe unos Juegos Olímpicos, ha vivido 52 momentos dorados, he aquí los mejores de ellos.
19 Jul 2016 – 07:38 PM EDT

Por primera vez en la historia, los Juegos Olímpicos se celebrarán en Sudamérica con la sede de Río de Janeiro.

En toda la historia, este sector del mundo le ha dado al olimpismo 52 medallas de oro, 52 momentos dorados que son reconocidos haciéndolos por primera vez sede del movimiento creado por el Barón Pierre de Coubertin en París en 1894.

De los 12 países que han representado a Sudamérica en los Juegos Olímpicos, solo tres de ellos ( Paraguay, Guyana y Bolivia) no han ganado una sola medalla de oro y solo Bolivia no ha conseguido presea alguna, los otros nueve países ( Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela) al menos han tenido un momento dorado.

He aquí un recuento de nueve instantes de gloria sudamericana en la historia de Juegos Olímpicos, uno por país:

BRASIL (23 oros)

MOMENTO DORADO: Equipo de voleibol de sala (Rama femenil – Londres 2012)

“A ritmo de samba y voleas, el mundo se rinde ante las bicampeonas”

Como campeonas defensoras de la edición de Pekín 2008, la selección femenil de voleibol de Brasil quedó ubicada en el grupo B junto a Estados Unidos, China, Corea del Sur, Turquía y Serbia.

Fue un mal inicio para las amazónicas, que le ganaron a las otomanas, las balcánicas y las chinas pero perdieron antes las de las 'Barras y las Estrellas' y las coreanas para calificar rasguñando el cuarto lugar de su sector.

En cuartos de final empezaron su improbable camino al título, en primera instancia dieron cuenta en 5 sets de Rusia (líder del Grupo A) y en semifinales barrieron en tres sets a Japón.

La final tuvo de rival a Estados Unidos en una repetición de la final cuatro años atrás y todo parecía indicar que la revancha se daría, ya que Estados Unidos se impuso con un claro 25-11 en el primer set, pero a partir de ahí la historia fue completamente diferente y Brasil ganó las tres siguientes mangas por parciales de 25-17, 25-20 y 25-17 para conseguir lo que nunca antes en el voleibol brasileño, un bicampeonato olímpico.

ARGENTINA (18 oros)

MOMENTO DORADO: Equipo de básquetbol (Rama varonil – Atenas 2004)

“La gran pesadilla del Dream Team rompe el statu quo sobre las duelas”

En el Mundial de la FIBA de Indianápolis en 2002, Argentina consiguió lo que nadie antes en la historia, vencer al equipo profesional de básquetbol de Estados Unidos, quitarle el mote de 'Dream Team' pero en esa ocasión se quedaron sin el campeonato, dos años después en la cuna del olimpismo, la historia sería diferente.

El equipo liderado por el estelar Manu Ginóbili no tuvo una gran primera fase, al vencer a Serbia y Montenegro, China y Nueva Zelanda pero caer ante España e Italia para quedar ubicados en el tercer puesto.

En cuartos de final sufrieron para vencer al local Grecia y en semifinales el rival fue el mismo 'Dream Team' de Indianápolis y la 'Albiceleste' volvió a repertir el triunfo, esta vez por un contundente 89-81, con lo que el cuadro de Tim Duncan y compañía no refrendaría los oros de Barcelona 1992, Atlanta 1996 y Sídney 2000.

Pero eso no bastaba para la gran generación de los pamperos, ahora había que aprender la lección de dos años atrás y en la final, el rival fue Italia.

Esta vez el dominio fue completo y la victoria categórica por 84-69 con lo que se consiguió, junto con el equipo de fútbol soccer varonil, el segundo oro para Argentina en aquellos Juegos Olímpicos de Atenas.

CHILE (2 oros)

MOMENTO DORADO: Nicolás Massú y Fernando González (Tenis – Dobles varonil – Atenas 2004)

“Dos raquetas que lograron encender de pasión a todos los Andes”

Nicolás Massú, que estaba clasificado 69 en el ránking ATP de dobles y Fernando González, ubicado en el lugar 88, parecían destinados a quedar fuera desde la primera ronda ya que sus rivales en Atenas 2004 eran la pareja de Bahamas, formada por Mark Knowles (#7) y Mark Merlein, pero los andinos se impusieron en dos sets 7-5, 6-4.

En la segunda fase, los rivales fueron los argentinos Gastón Etlis y Martín Rodríguez, sextos en la siembra y de nuevo ganaron en dos mangas por 6-3 y 7-6 (2).

El rival de cuartos de final parecía invencible, la pareja de élite formada por los hermanos estadounidenses Bob y Mike Bryan, pero la confianza y el gran momento de ambos los llevaron a imponerse por 7-5 y 6-4.

Contra los croatas Ivan Ljubicic y Mario Ancic tras ganar el primer set por 7-5, por primera vez perdieron un parcial al son de 4-6, pero en el tercero y definitivo avanzaron al juego por la medalla de oro al imponerse por 6-4.

Para la final, Fernando González llegó muy cansado, pues dos horas antes se había llevado el bronce en singles con un 16-14 en la última manga, sin embargo, con el corazón por delante y con Massú como gran apoyo se vieron las caras ante los alemanes Nicolas Kiefer y Rainer Schuettler, ganaron el primer set 6-2, sin embargo, perdieron los siguientes dos por 4-6 y 3-6. A partir de ahí se dio un acto heróico y los chilenos remontaron cuatro match points para llevarse el cuarto set por 7-6 (9-7) y finalmente llevarse el oro por 6-4 en el set final.

Esa fue la primera vez que se escuchó el himno andino en unos Juegos Olímpicos y un día después, Massú se llevó el oro en singles para que las mismas notas se volvieran a escuchar en la mítica capital griega.

COLOMBIA (2 oros)

MOMENTO DORADO: Mariana Isabel Urrutia (Halterofilia – 69 a 75 kilogramos femenil – Sídney 2000)

“La cafetalera que cargó con su corazón a todo un país”

Para los Juegos Olímpicos australianos, la oriunda de Candelaria en el Valle del Cauca compitió tras ganar dos Campeonatos Mundiales y unos Juegos Mundiales.

Eran sus segundos Juegos Olímpicos, tras 12 años de ausencia y en una especialidad completamente diferente, ya que en Seúl 1988 había participado en lanzamiento de bala y disco.

Además bajó de peso y en Sídney 2000, por primera vez en su carrera, compitió por debajo de los 75 kilogramos, en los primeros Juegos Olímpicos que permitieron la participación de mujeres en la halterofilia.

Mariana se llevó la competencia de principio a fin superando a la nigeriana Ruth Ogbeifo, que se quedó con la plata y a la competidora de China Taipei Yi-Hang Ku que se quedó con el bronce, las tres cargaron 245 kilogramos de manera combinada, sin embargo, por tener menos intentos fallidos, la colombiana le dio a su país el primer oro olímpico de su historia.

VENEZUELA (2 oros)

MOMENTO DORADO: Rubén Limardo (Venezuela – Esgrima – Espada individual varonil – Londres 2012)

“El sable que le dio Gloria al Bravo Pueblo”

Una de las grandes sorpresas en la historia de la esgrima en Juegos Olímpicos la dio este venezolano que nació en Ciudad Bolivar en 1985.

Compitió en la modalidad de espada individial y sufrió desde la ronda de 32 cuando venció por 15-13 al egipcio Ayman Fayez. En octavos de final fue un poco más sencillo, al dar cuenta del suizo Max Heynzer.

La mayor sorpresa la dio en cuartos de final, el italiano Paolo Pizzo, gran favorito al título era su rival, pero dejó atónito al mundo entero al imponerse por 15-12.

El combate más parejo ocurrió por el pase a la final, ante el estadounidense Seth Kelsey al que venció en el punto final por 6-5 para asegurar un metal.

La máxima gloria la logró al vencer en el duelo por la medalla de oro al noruego Bartosz Piasecki por tanteador de 15-10.

Fue la segunda medalla de oro para Venezuela en su historia en Juegos Olímpicos y la primera desde México 1968, 44 años atrás, además fue el segundo latinoamericano que logró oro en esgrima, solo el cubao Ramón Fonst lo había logrado en par de ocasiones en París 1900 y San Luis 1904.

URUGUAY (2 oros)

MOMENTO DORADO: Equipo de fútbol soccer (Rama varonil – Ámsterdam 1928)

“Los campeones del mundo antes de los Mundiales”

Dos años antes de realizarse la primera Copa del Mundo de fútbol soccer, Uruguay ya era considerado el mejor equipo a nivel mundial y ese respeto lo refrendó en los Juegos Olímpicos de Ámsterdam 1928.

Tras llevarse el oro en París 1924, los charrúas iniciaban la defensa de su título en octavos de final enfrentando a los locales, Países Bajos, la 'Celeste' se llevó el triunfo por 2-0 con goles de Héctor Scarone y Santos Urdinarán.

En cuartos de final se midieron a Alemania, y el marcador fue un contundente 4-1, los tantos sudamericanos fueron gracias a un 'hat-trick' de Pedro Petrone y otro gol de Héctor Castro, el de la honra lo anotó Richard Hofmann.

La semifinal fue ante Italia y el partido fue apretado, pero Uruguay se acabó imponiendo por 3-2 gracias a anotaciones de José Pedro Cea, Antonio Campolo y Héctor Scarone, por los del 'País de la Bota' se hicieron presentes Adolfo Baloncieri y Virgilio Levratto.

La final sería la misma que dos años después en el Mundial de Uruguay ante Argentina, en esta ocasión se disputaron dos partidos, ya que el primero terminó con empate 1-1, Pedro Petrone marcó por los charrúas y Manuel Ferreira para los pamperos.

En el duelo defnitivo el marcador fue 2-1 a favor de la 'Celeste' con goles anotados por Roberto Figueroa y Héctor Scarone, por Argentina anotó Luis Monti.

Tres campeonatos mundiales seguidos para los charrúas, sus dos medallas olímpicas y el primer mundial, para muchos, el conjunto más dominante en la historia del fútbol soccer mundial.

PERÚ (1 oro)

MOMENTO DORADO: Edwin Vásquez Cam (Tiro deportivo – Pistola libre a 50 metros varonil – Londres 1948)

“Con una pistola prestada pero con el tino que el destino le regaló”

Tras ocho años sin Juegos Olímpicos, la máxima justa del deporte se reanudó en Londres en 1948 y Perú participó con casi el 25% de su delegación en el Tiro Deportivo, el favorito del conjunto inca para obtener una presea era Wenceslao Salgado.

Los pistolas incas eran obsoletas comparadas con las de los europeos, la peor de ellas la tenía Edwin Vásquez Cam, sin embargo, antes de la compatencia, el ingeniero peruano Luis Mantilla le cedió una pistola moderna que no estaba a la medida de la mano de Vásquez, pero le quitaba la desventaja ante los del 'Viejo Continente'.

Además de ello, Vásquez Cam se enfermó de una fuerte faringitis, no pudo entrenar y reconocer el campo de tiro, el Bisley Camp.

Para la competencia se realizaron 60 disparons en series de 6. El gran favorito era el cuatro veces campeón mundial y dueño del récord olímpico, el sueco Torsten Ullman.

Pero el milagro llegó, el día empezó con sol pero cambió de manera radical y un diluvio se vio caer en el Bisley Camp, y el hasta entonces desconocido Edwin Vásquez Cam con 545 puntos se coronó, dejando completamente atrás tanto al mencionado Ullman como al suizo Rudolf Schneider, con 539 puntos.

Esa fue la única edición, hasta nuestros días, que el himno peruano se ha escuchado en unos Juegos Olímpicos.

ECUADOR (1 oro)

MOMENTO DORADO: Jefferson Pérez (Atletismo – 20 kilómetros de marcha – Atlanta 1996)

“El incansable camino del centro del mundo a la gloria del Monte Olimpo”

La historia de Jefferson Pérez es muy particular, inició en la marcha por accidente, nació en Cuenca, Ecuador, hijo de una familia de bajos recursos.

Para prepararse para un examen de educación física en la preparatoria, le pidió a su hermano Fabián que le dejara entrenar junto con él y otros atletas dirigidos por Luis Muñoz. Con pocas semanas de práctica, Muñoz lo invitó a una carrera que ganó y a partir de ahí decidió dedicarse a la caminata.

Sin una medalla conseguida a nivel mundial, Jefferson Pérez compitió en los 20 kilómetros de los Juegos Olímpicos del Centenario en Atlanta 1996, sin ser favorito, se colocó en la punta y con una esfuerzo inhumano llegó el Estadio Olímpico como líder.

Pérez venció por solo nueve segundos al segundo lugar que fue el ruso Ilya Markov y dejó con la medalla de bronce al favorito mexicano Bernardo Segura.

El tiempo del ecuatoriano fue de 1 hora, 20 minutos y 7 segundos, en el primer, y hasta ahora único, oro para este país del centro del mundo en su historia en Juegos Olímpicos, además con 22 años en aquel entonces, es aún el marchista más joven en subir a lo más alto del podium en la máxima justa del deporte mundial.

El otro metal que tiene Ecuador, una plata en Pekín 2008, también fue obtenida por Jefferson Pérez, que tras esa competencia de 20 kilómetros, decidió retirarse.

SURINAM (1 oro)

MOMENTO DORADO: Anthony Nesty (Natación – 100 metros mariposa – Seúl 1988)

“La piscina donde se rompió la gran barrera del color”

Aunque nació en Trinidad y Tobago, Anthony Nesty se mudó al pequeño país del norte de Sudamérica cuando tenía solo 7 meses de edad y empezó a nadar con solo 5 años complidos.

Tras colocarse en el lugar 22 en los Juegos Olímpicos de Los Angeles 1984, Nesty decidió entrenarse en Jacksonville, Florida y mejoró de tal manera que se llevó la victoria en los 100 metros mariposa de los Juegos Panamericanos de Indianápolis 1987.

De vuelta en la máxima competencia mundial, en Seúl 1988, se enfrentó en la misma especialidad de 100 metros estilo mariposa al gran favorito, el estadounidense Matt Biondi y en la final, en uno de los descenlaces más emocionantes en la historia de la máximo justa del deporte, se impuso por una centésima de segundo a Biondi (53.00 segundos de Nesty por 53.01 segundos de Biondi) para colgarse la primera medalla de oro en la historia de Surinam y también la primera para un nadador de raza negra en la historia de la natación olímpica.

En otro hito fue también el segundo nadador sudamericano en obtener el oro en natación, el argentino Alberto Zorrilla lo había logrado 60 años antes en Ámsterdam 1928.

Nesty no perdió una sola competencia tres años después del gran logro de Seúl 1988 y en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 se llevó el bronce en la misma prueba, la otra medalla que tiene Surinam en su historia olímpica.

RELACIONADOS:Juegos Olímpicos

Más contenido de tu interés